4/7/11

Los intrusos

Poster Secuestrados

En una de las mejores escenas de Scream 4, Kristen Bell defendía las películas de psycho-killers aludiendo al hecho de que a diferencia de los extraterrestres, los fantasmas de niñas asiáticas y los zombies, se trata de un terror real; cualquier día un tipo con un cuchillo podría volverse loco y entrar a tu casa a matarte sin motivo alguno. Es poco probable, cierto, pero los asaltos violentos a casas de barrios residenciales suceden, y sobretodo en verano.

La premisa de Secuestrados nos la conocemos de otras películas como Los extraños, Funny Games o Ellos (Ils): unos asaltantes irrumpen violentamente en el hogar de una familia y comienza la pesadilla. Una idea no muy original, que además refuerza el tópico de que la mayoría de delincuentes son extranjeros, pero que en esta ocasión se solventa con una brillante ejecución: la película está rodada a través de largos planos secuencia en los que no perdemos detalle de nada, salvo cuando la pantalla se divide a la mitad para seguir dos acciones paralelas, lo que puede provocar cierta confusión innecesaria.

Secuestrados 
Es el único ‘pero’ que se le puede achacar al desarrollo de la narración, que habrá requerido una planificación muy compleja, una implicación total de los actores (excelentes todos ellos, en especial una histérica Manuela Vellés) y que además consigue que no hayan tiempos muertos y que la tensión y el desasosiego se mantenga constante. Incluso la presentación de los personajes, que suele ser la parte más aburrida, es concisa, eficiente y no se alarga más de lo necesario.

Secuestrados2

Obviamente, Secuestrados no es una película apta para mentes sensibles, pues la violencia es cruda y se torna más realista si cabe gracias al uso del plano secuencia y al inteligente manejo del fuera de campo, ganándole la partida al empleo de tópicos del género del estilo de ‘el móvil nunca tiene cobertura cuando lo necesitas’. El director Miguel Ángel Vivas ha logrado algo de lo que carecen muchas películas de terror: que el miedo se nos meta dentro del cuerpo sin música estridente ni efectismos baratos. Desasosiego en estado puro.

8/10

1 comentario:

Mario dijo...

Me encantan las películas de terror sobre asesinos, es cierto lo que citas de que puede suceder, en mi país hace unos años atrás un chico amigo de una familia entró parece drogado a la casa y terminó matando a una chica y dejó grave a la empleada, todo sin motivo alguno, al menos no reconocible coherentemente. Además me gusta que sea hispana, para ver lo que podemos hacer en el género. Un abrazo.

Mario.