6/7/11

O.C: La semilla del diablo (1968)

Poster La semilla del diablo

¿De qué va?: Rosemary y su marido se mudan a un edificio con un oscuro pasado  en el que tienen como vecinos a una pareja de ancianos que los colman de atenciones. El matrimonio decide tener un hijo y Rosemary se queda al poco tiempo encinta, pero bajo extrañas circunstancias. Con el paso del tiempo, la joven empieza a sospechar que algo no va bien con su embarazo.

Reputación: Una de las películas más aclamadas y populares de Roman Polanski, basada fielmente en una novela de Ira Levin y que supuso el debut del director en el cine norteamericano tras granjearse una buena reputación en Europa. Su protagonista, Mia Farrow, no lo pasó bien ni dentro ni fuera de la pantalla, pues a mitad del rodaje el que fuera su marido, Frank Sinatra, le pidió el divorcio porque ella se había negado a abandonar su carrera de actriz como él le había exigido. La película, que le brindó el Oscar a mejor actriz de reparto a Ruth Gordon (la vecina entrometida), fue calificada ‘X’ en Inglaterra y prohibida en varios países latinoamericanos por sus alusiones satánicas, que no sólo pueden encontrarse dentro del propio filme: el rodaje se produjo íntegramente en el Edificio Dakota de Nueva York, donde habían residido el actor Boris Karloff, famoso por sus papeles en películas de terror como Frankestein, y el brujo y profeta Aleister Crowley. En 1980 moriría asesinado John Lennon a las puertas del inmueble mientras que un año después del estreno de la película los seguidores del psicópata Charles Manson asesinaron a Sharon Tate, esposa de Polanski, estando embarazada de ocho meses y medio.

La semilla del diablo 
Comentario: En un capítulo de Los Simpsons, Flanders asegura que le gustan las películas de Woody Allen salvo por ese odioso personajillo que salía en todas ellas. Yo podría decir lo mismo cambiándolo por Mia Farrow; aparte de que no soporto el doblaje que le endosaron en todas las películas de Allen en las que participó, siempre me ha dado muy mal rollo. A lo mejor es que ya se quedó tocada en La semilla del diablo, donde por primera vez la encuentro atractiva (al menos en los primeros minutos) y me asombra su interpretación, transmitiendo esa paranoia in crescendo que siente su personaje a lo largo de la historia. A veces el ritmo pausado pone de los nervios, pero Polanski acierta al mantener la duda de si lo que está pasando es realidad o pura sugestión de la muchacha, y por sugerir antes que mostrar. Lástima de título en español que destripa la película por completo.

Próximo visionado: ¿Qué fue de Baby Jane? (1962)

2 comentarios:

Mario dijo...

Tengo la cinta de Polanski que es un director que me gusta, la última que vi de él fue el escritor fantasma y no pierde su toque estílistico de gran solvencia, ahora se viene Carange con Winslet, Waltz y Foster, que tremendo elenco. Sobre ésta cnta de terror muero por verla y con tu simpática reseña más. Un abrazo.

Mario.

David C. dijo...

La película tiene buena pinta.