7/10/07

La brutalidad que llega del Este


No estoy familiarizado con el cine de Cronenberg. Tan sólo vi Una historia de violencia antes de ver esta Promesas del Este y me pareció una película un poco sobrevalorada porque aunque tenía sus virtudes no veía las grandezas que señalaban otros. En esta ocasión me he quedado más satisfecho, pero tampoco la considero una obra maestra. Promesas del Este entra de forma pausada pero con pulso firme en el mundo de una banda mafiosa rusa afincada en Inglaterra.



Primero la vemos a través del punto de vista de la gran Naomi Watts, pero ésta va perdiendo protagonismo a lo largo de la película para cedérselo a Viggo Mortensen, el verdadero protagonista de la película que aquí nos da una interpretación magistral, me imagino que en la versión original tiene que ser aún mejor. Vincent Cassel y Armin Mueller-Stahl están también a su altura en papeles secundarios pero muy destacados.



La película arranca con varias escenas bastante fuertes, de las que te hacen apartar la mirada. Sin embargo la mejor escena, la más violenta y cruenta (aquí la violencia no es gratuita por cierto), se hace esperar un poco, pero es sin duda lo mejor de la película. Una secuencia de lucha que permanecerá en la memoria mucho tiempo.

Resumiendo, una película bastante buena, dura lo justo y permanece en el recuerdo, algo que no se puede decir de la mayoría de las producciones que se estrenan en nuestros cines.

***1/2