7/8/12

Desengaños de otra galaxia

Poster Prometheus

Dir.: Ridley Scott
Int.: Noomi Rapace, Michael Fassbender, Charlize Theron, Idris Elba, Logan Marshall-Green, Guy Pearce, Rafe Spall, Sean Harris
¿De qué va?: Un grupo de exploradores descubre una pista que puede conducirles al origen de la Humanidad en la Tierra, embarcándoles en un viaje a los rincones más oscuros del Universo. Allí tendrán que combatir en una aterradora batalla para salvar el futuro de la raza humana.

Reseña: En tiempos en los que los espectadores van al cine sabiendo de antemano lo que se van encontrar por culpa de campañas publicitarias que bombardean con un cantidad de información desmesurada, uno de los mayores peligros a los que se puede enfrentar una película es el hype. ¿Y qué es el hype se preguntarán algunos? Pues es lo que se produce ante la llegada de un filme, una serie, un videojuego, etcétera, al que se le da mucho bombo, vendiéndolo como el acontecimiento no ya del año, sino del siglo, una expectación que también es alimentada por los propios fans que lo esperan impacientes. ¿Y qué pasa cuando llega? Se produce la decepción. Puede que el producto no sea malo después de todo, pero no cumple las enormes expectativas que se habían depositado en él. El ejemplo perfecto lo encontramos en Prometheus.

Prometheus3

La “precuela-pero-no” de Alien, el octavo pasajero ha sido, con permiso de El caballero oscuro, el estreno más esperado del verano y uno de los acontecimientos cinematográficos del año. En términos visuales no defrauda, porque puede que Ridley Scott ya no sea el mismo cineasta infalible que dirigió Alien, el octavo pasajero y Blade Runner, pero a la hora de confeccionar la imagen sigue siendo un maestro. Pocas cintas de ciencia ficción actuales lucen tan turbadoras y hermosas de forma tan espectacular. De igual manera, Scott mantiene el pulso firme en varias secuencias de acción y suspense que, pese a que algunas puedan ser vistas como variaciones de la primera Alien, aseguran el espectáculo y el entretenimiento.

Prometheus2

El envoltorio es formidable pero el problema está en el interior. La película se deja ver con facilidad, otra cosa es que podamos sentir empatía por los personajes. Descontando a las estrellas del reparto, el resto de la tripulación de la Prometheus es carnaza que no tiene más función que la de… bueno, ustedes ya se lo pueden imaginar. Ahí reside la principal diferencia con Alien: en aquella, Ripley era la gran protagonista y el resto, sin que tuviéramos que sentir cariño por ellos, tenían una personalidad definida, mientras que aquí son planos como el papel y actúan de forma un tanto extraña. Noomi Rapace da el tipo como heroína de acción, Charlize Theron está estupendamente fría como el hielo aunque algo desaprovechada y Michael Fassbender da una clase magistral de cómo interpretar a un robot con el personaje más desconcertante e interesante de todos.

Prometheus

El guión de Prometheus, obra de Damon Lindelof, el culpable de que nos engancháramos a los enigmas de Perdidos durante 6 años, plantea cuestiones filosóficas sobre el origen y la naturaleza del ser humano, pero no va más allá de la superficie. Esto se puede deber a tres razones diferentes: 1: Está hecho así aposta para estimular el debate. 2: Son agujeros de guión que no se supieron resolver. 3: Se han reservado las respuestas para la secuela, que verá la luz en 2014 o 2015, y así se aseguran que compremos la entrada. Yo me quedaría con la tercera razón, porque además, el final es un cliffhanger en toda regla (maldito Lindelof…). Resumiendo, Prometheus no es mala película, pero como nos prometieron el oro y el moro con ella (o al menos nosotros lo digerimos así) la decepción es mayor que si la hubiéramos visto sin ningún tipo de expectativa. Curiosamente, la protagonista de esta historia pasa por un trance similar.

6/10

1 comentario:

Jerry F dijo...

A mi Prometheus me encantó: tanto por su ambientación, como por el guión, las actuaciones y la BSO. Considero que se está siendo extremadamente injusto con un filme de ciencia-ficción hecho y derecho como este (desde hace MUCHO tiempo no se estrena un filme de calidad de este genero).

Si es verdad que, como tu dices, la expectación crea decepción. Sin embargo, yo después de que eso me pasase con Avatar (de la que me abstengo a comentar), he aprendido a no crearme muchas esperanzas de una película.

Y así fue como, a la salida de "Prometheus", yo tenía una sonrisa de oreja a oreja que ni el mismísimo gato risón de Alicia en el Pais de las Maravillas.

Un saludo!
http://malditascdecine.blogspot.com.es/2012/08/viernes-criticon-prometheus.html