19/9/07

Una tragedia para el recuerdo


Un corazón invencible es el horrendo título que le han puesto a una película que no tiene nada que ver con la imagen de telefilm que evoca el título. Por una vez no es culpa de la productora española, ya que el título original A Mighty Heart (Un corazón poderoso) no resulta tan diferente. Creo que el título parte del libro que escribió su protagonista. Ya en eso no me meto.



Dejando a un lado los prejuicios que puede provocar el título, nos encontramos con una película que combina el género documental con el thriller y el drama, para contarnos la verdadera historia de un periodista secuestrado y posteriormente asesinado con los sucesos del 11-S aún recientes. El director Michael Winterbottom quiere buscar la verdad por encima de todo, y por éso cada hecho que aparece en la película está totalmente contrastado, no hay espacio para la invención, de ahí que no veamos nada de lo que le pasa a Daniel Pearl después de bajar del último taxi que cogió.


Aunque la película gira en torno al secuestro del periodista, su mujer, Marianne Pearl, que en aquel momento estaba embarazada, es el centro de atención. Una mujer que supo llevar una situación tan dramática y terrible con perseverancia y sin alterar sus principios. Angelina Jolie es la personificación de esa mujer en la película, y su compromiso con el personaje es tan obvio que se demuestra a cada momento en el que sale en pantalla, expresando estupendamente todas las emociones que siente en su desesperada búsqueda: miedo, esperanza, enfado, tristeza... Hacía falta una película de este calibre en la carrera de Jolie para demostrar que es una actriz que no sólo sabe hacer de loca o de heroína de acción. La escena del derrumbamiento de Marianne es donde desemboca la contención del personaje a lo largo de la historia. Una escena pensada de cara a los Oscar, tal vez, pero no por ello innecesaria.
En suma, una de las mejores interpretaciones del año.


El afán del director por estar lo más cercano a la realidad posible hace que la película pueda parecer fría, salvo por las escenas de flaqueza de Marianne y los flashbacks de Daniel. Eso no quiere decir que la película resulte distante, es imposible implicarse en la historia, pero le falta un poco de emoción.


Con todo, Un corazón invencible es una de las más interesantes películas de la temporada, de esas que cuentan hechos que deben ser sabidos y recordados. Y de personas que son un ejemplo para todos.

****