20/9/16

O.C: Los siete samuráis (1954)

Poster Los siete samurais¿De qué va?: En el Japón del siglo XVI, una aldea de humildes campesinos es constantemente atacada y saqueada por un grupo de forajidos. Aconsejados por el anciano de la aldea, unos aldeanos acuden a la ciudad con el objetivo de contratar a un puñado de samuráis para que les ayuden a defenderse.

Reputación: La idea original de Akira Kurosawa para su primera película sobre samuráis consistía en abarcar un día en la vida de uno de estos guerreros, desde que se levanta de la cama hasta que regresa a su casa por la noche para acabar con su vida tras haber cometido un error de juicio. A pesar del extenso trabajo de investigación que hizo, el director no sentía tener suficiente información sólida para hacer la película. Más tarde, se le ocurrió contar cinco batallas samuráis, basándose en la vida de espadachines auténticos, aunque también acabó desechando la idea creyendo que una sucesión de clímax no funcionaría. Finalmente, se decantó por desarrollar la historia a partir de una anécdota sobre un samurái que fue contratado para proteger una aldea. Kurosawa escribió un completo dossier de cada personaje que tuviese un papel con diálogo en la historia, especificando qué vestía, su comida favorita, su pasado, su forma de hablar, su opinión sobre la guerra y cualquier otro detalle que creyese ser de utilidad. Temiendo que los samuráis pudieran resultar demasiado serios, creó el personaje de Kikuchiyo y le dio al actor que lo interpretaba, Toshirô Mifune, libertad para improvisar, algo sin precedentes en la filmografía de Kurosawa.

Los siete samurais

La película tardó demasiado tiempo en completar su filmación. Después de tres meses de preproducción, se realizaron 148 días de rodaje a lo largo de un año. El presupuesto final alcanzó el medio millón de dólares, y la producción se tuvo que paralizar dos veces porque su productora, Tōhō, rozó la bancarrota al haber gastado otra buena suma de dinero en Japón bajo el terror del monstruo (1954), la primera película de Godzilla. La única razón por la que la productora no canceló el film fue porque ya había invertido bastante dinero en ella, y necesitaba finalizarla para poder recuperar lo gastado. Kurosawa era consciente de ello y por eso aprovechaba los parones para irse de pesca. Por suerte para Tōhō, Los siete samuráis fue un gran éxito incluso fuera de sus fronteras, obteniendo el León de Plata en el Festival de Venecia y siendo nominada al Oscar a mejor dirección artística y de vestuario en blanco y negro (Japón había decidido mandar El arpa humana a la categoría de película de habla no inglesa y aunque logró la nominación, no ganó). También ha sido objeto de varios remakes, siendo el más exitoso la norteamericana Los siete magníficos (1960).

Los siete samurais2

Comentario: Los siete samuráis es una presencia habitual de las listas de las mejores películas de la Historia, algo entendible tratándose de un film prácticamente impecable. Kurosawa demuestra su habilidad como narrador al no resentírsele la historia en ningún momento de las tres horazas y media de metraje. A diferencia de la aceleración que se exige en el cine actual, el director, siguiendo la estrategia prudente que establecen los samuráis para acabar con el enemigo, se toma el tiempo necesario para presentar a cada uno de sus guerreros, perfectamente definidos y diferenciados, así como las relaciones tirantes que se establecen con los recelosos aldeanos a los que van a proteger, sin que la sombra del aburrimiento se asome en ningún momento. Así, Los siete samuráis resulta una aproximación al Japón feudal completamente inmersiva, que nos atrapa a través de su belleza formal y su tensión sostenida y nos termina contagiando la pesadumbre de esos samuráis condenados a la extinción.

Próximo visionado: Los siete magníficos (1960)