26/10/11

Cuando Dexter encontró a Emma

Poster One Day 
Dir.: Lone Scherfig
Int.: Jim Sturgess, Anne Hathaway, Patricia Clarkson, Refe Spall, Romola Garai, Ken Scott
¿De qué va?: Emma y Dexter se conocen el día de su graduación, el 15 de julio de 1988. Ella es de clase trabajadora y tiene talento como escritora aunque no sepa cómo aprovecharlo, mientras que él es un joven adinerado con ganas de comerse el mundo. A lo largo de veinte años veremos, cada 15 de julio, cómo transcurren sus vidas y lo excepcional de su amistad, reforzándose y debilitándose con el paso del tiempo.

Reseña: Las historias de amor que se desarrollan en un breve período de tiempo tienen su encanto, pero la mayoría son cuentos de hadas, flechazos de un día con un apresurado ‘vivieron felices para siempre’. En cambio, las historias de amor que transcurren a lo largo de varios años son más meritorias, porque, como todos sabemos, el amor auténtico se construye a largo plazo, tiene sus vaivenes, sus momentos de salud y enfermedad, maduran, se hacen más fuertes… Incluso Antes del amanecer no tiene significado completo sin su continuación, Antes del atardecer, porque el reencuentro tardío es mucho más interesante que la primera y única cita que vivieron sus protagonistas.

One Day 
Pero aunque compartan algunos paisajes y temas, One Day tiene más de Cuando Harry encontró a Sally que de Antes del amanecer y secuela, porque a través de dos décadas vemos cómo Emma y Dexter, sus homólogos británicos, están condenados a estar juntos aunque nunca encuentren el momento apropiado para ello. Lo original de la propuesta es que sólo presenciamos un día anual de sus vidas, cada 15 de julio, conmemorando la fecha en la que iniciaron su amistad. Tiene su parte positiva, porque es diferente, los cambios se hacen más patentes y la caracterización de los personajes está muy conseguida, sin abusar de esos maquillajes exagerados que suelen utilizar para que los actores parezcan mayores. Pero también acarrea una parte negativa: los saltos temporales son en ocasiones algo bruscos y se centran demasiado en la pareja protagonista, desaprovechando el contexto y los numerosos avances tecnológicos y sociales producidos desde 1988 hasta el presente año, algo que apuesto a que está en la novela en la que se basa pero que se ha perdido en el proceso de adaptación.

One Day3 
La crítica especializada ha puesto a caldo el acento británico de Anne Hathaway tildándolo de forzado y exagerado. Obviamente, este matiz se pierde en la versión doblada, así que sin entrar en ese aspecto su interpretación es muy decente, mostrándose encantadora, perspicaz y autosuficiente, como cualquier heroína romántica digna que se precie, aunque no es de sus interpretaciones más logradas. Un tanto de lo mismo podríamos decir de Jim Sturgess, competente actor que sabe lidiar con un personaje arquetípico dotándolo de mayor profundidad. La pareja tiene química, nada del otro mundo pero la tiene, compartiendo tiernos momentos íntimos como la conversación que se produce en una terraza, en la que la amistad y el amor se confunden hasta ser indistinguibles.

One Day2 
La directora danesa Lone Scherfig no ha encontrado en One Day un material con que en el lucirse tanto como con An Education, su anterior trabajo. La trama trascurre apaciblemente y sin altibajos hasta un giro de la trama, el cual se necesita ser muy torpe para no predecirlo, y a partir de ahí todo es una sucesión de imágenes para conseguir que vaciemos los conductos lagrimales, subrayados por una monótona partitura compuesta por Rachel Portman que no está a la altura de la que creó para Nunca me abandones. One Day es bonita, casi tan ñoña como El diario de Noa y no es nada ingenua, pero no nos acordaremos de ella el 15 de julio.

6/10