11/5/11

Había una vez un circo a medio gas

Poster Agua para elefantes 
Dir.: Francis Lawrence
Int.: Robert Pattinson, Reese Witherspoon, Christoph Waltz, Hal Holbrook, Paul Schneider, Jim Norton, Mark Povinelli
¿De qué va?: En la época de la Gran Depresión, un joven veterinario que se queda huérfano empieza a trabajar en el circo de los hermanos Benzini. El joven se enamora de la gran estrella del espectáculo, Marlena, que está casada con August, el cruel y agresivo propietario del circo y adiestrador de animales.

Reseña: Guardo sentimientos encontrados respecto al circo: por un lado me fascina toda la magia que desprende, las acrobacias imposibles, ver tan cerca a los animales salvajes… pero eso es precisamente lo que me repele, pensar que aprendieron esos trucos a base de leña y que cuando no hacen de payasos ante un público entregado viven enjaulados en vez de ser libres. Estas contradicciones también las siente Jacob, protagonista de Agua para elefantes; ¿la película circense definitiva? Casi pero no.

Agua para elefantes2 
El director Francis Lawrence aparca la ciencia ficción de sus anteriores películas, Constantine y Soy leyenda, para empaparse del romanticismo trágico que proporciona la vida del circo ambulante. De sus trabajos previos hereda la cuidada factura técnica; el abuso de la pantalla verde para trazar paisajes digitales espectaculares no desentona porque nos sumerge de lleno en la época, donde no hace falta ver muertos de hambre y penurias para saber que se trata de una época crítica en la que el circo supone una vía de escape tanto para sus empleados como para los asistentes.

Agua para elefantes 
El contexto es excelente, el fallo está en que la historia no va más allá de lo convencional, desechando a mitad del trayecto las tramas secundarias (el maltrato animal, la crisis económica) para centrarse en un clásico folletín romántico que para colmo es lo que más desluce del espectáculo. Robert Pattinson y Reese Witherspoon no están nada mal, pero su flechazo intempestivo no desprende ni la mitad de la pasión de otros romances trágicos con shows de por medio como Moulin Rouge, que es el primer precedente que me viene a la cabeza. De hecho, es Hal Holbrook, interpretando al personaje de Pattinson de anciano, quien en una sola mirada a una vieja fotografía consigue transmitir la mayor y más sincera emoción que es capaz de proporcionar la película. Bueno, él y la elefanta Rosie.

WATER FOR ELEPHANTS 
Richard LaGravenese realiza un trabajo de guionista similar al que hizo en Posdata: te quiero, adaptando con pulcritud un best-seller que al igual que habrá pasado con los lectores de aquel embaucará a los espectadores más sensibleros; la fachada es incomparable pero el corazón es de cadena de montaje. Atentos fanáticos de Malditos bastardos, pues Christoph Waltz encarna a un adiestrador de animales que se gasta casi tanta mala leche como el ya legendario coronel Hans Landa.

6’5/10

8 comentarios:

Acróbata_cachetón! dijo...

Compartimos la mismas sensaciones en torno al cine, la ultima vez que fui juré no volver a pisar otro.

Tu reseña me desanima un poco, tenía grandes espectativas para esta película y parece ser que no da ni frío ni calor.

No podré verla el jueves porque los horarios no me van bien, asi que ¡otro día más sin verla! ¡espero que no pase del vernes!

Neurotic Marianita dijo...

Y el final! creí que sería trágico y acorde con el tono del libro, pero no: los buenos ganan, los malos se mueren... no se si así sea el libro o sea cuestion holiwodense, pero no me acabó de gustar.

Blanch dijo...

Acróbata_cachetón, me imaginó que querrías decir que compartimos las mismas sensaciones respecto al circo, no el cine xD

Marianita... tenga cuidado con esos spoilers....

Saludos!!

C.R. dijo...

Blanch: 100% de acuerdo contigo, ni chicha ni limoná!!
Un saludo!

Chechinho dijo...

Pues sí, la peli es mala.

Blanch dijo...

Un cuelgue en los servidores de Blogger ha provocado que los comentarios de esta entrada se hayan borrado. Aunque no haya sido culpa mía pido disculpas y si quieren repetir lo comentado están invitados a hacerlo.

Saludos!!

Cachetitos dijo...

Después de verla anoche debo decir que estoy de acuerdo en todo contigo. A la trama le falta algo que consiga enganchar. Cuando a mitad de película tu mente sale de la historia y te preguntas ¿cuánto queda para que acabe? es que algo va mal.

Pese a todo, no tengo nada malo que decir de ninguno de sus tres protagonistas, Robert Pattison demuestra que es un actor muy válido fuera de su papelillo de Edward Cullen, Reese Witherspoon está, como siempre, estupenda y Christoph Waltz acertadísimo de nuevo en ese papel de sádico que tanto le pega.

Lo mejor de la peli: Rosi y el viejito, ¡aunque salga 10 minutos!

Chechín dijo...

El tal Pattinson tiene cara de palo. Y de vampiro: me pasé media película esperando que se convirtiera, sobre todo en las escenas en que corre sobre el tren de noche.

En fin. Que es un petardo.