19/9/08

El título no se debe pronunciar en voz alta, he dicho


Ya les adelanto que de lo que les voy a hablar a continuación es una pequeña chorrada, pero es algo que me irrita tanto que se siga haciendo que voy a compartirlo con ustedes, porque a lo mejor somos muchos los que lo pensamos pero a nadie se le ha ocurrido hablar de ello. Me refiero a esa manía que tienen las productoras de que una voz en off nombre el título de una película, algo que no se hace con las películas que se estrenan en el cine pero sí con las que pasan directamente a alquiler o televisión.

El otro día alquilé El asesinato de John Lennon (la cual comentaré dentro de poco) y me encuentro con lo siguiente: tras los nombres de las las productoras implicadas y demás aparece el título y se oye una voz con un ligero tono misterioso y profundo que dice "EL ASESINATO DE JOHN LENNON". Vamos, como si fuera Constantino Romero, pero a lo falso. No es la primera vez que pasa y desde luego suena muy mal.

Muchos pensarán que es una chorrada sin importancia, y lo es, pero es algo que daña un montón la presentación de una película y augura que lo que vamos a ver después es un telefilm de sobremesa con un penoso doblaje, algo que pasa en muchas ocasiones. Además, por mucho que piense en una explicación no la encuentro. Si en inglés no se dice el título ¿por qué en español sí? ¿Lo hacen a sabiendas de que están mandando su película automáticamente a un destino cruel de rechazo que quizás no se merezca?

Esta práctica también se ha extendido a los trailers. En EE.UU. es normal que haya un narrador que cuente un poco por encima el argumento, aquí en España no tanto, y cuando se hace no queda tan bien. Les voy a enseñar un ejemplo: Cuatro vidas (The air I breathe) es una película que se estrena hoy mismo en España con cierto retraso y de la que podrán leer una crítica sobre la misma próximamente. A continuación podrán ver en primer lugar el trailer en versión original y justo después el que se ha distribuido doblado al castellano. A ver si encuentran las 7 diferencias (con una basta):






Ya ven, si es que hasta el título se ha cambiado a peor, y no me dirán que el primero vende mucho mejor la película que el segundo. El montaje de las escenas y la música escogida son mejores, al menos le otorga cierto atractivo al film, cosa que el español no hace que ni siquiera aclara de lo que va la película. Y esa voz en off no ayuda en absoluto. El tema de los trailers da para rato, queda pendiente para un futuro post.

Después de todo esto, algunos me tacharán de friki maniático y otros estarán de acuerdo conmigo. De cualquier forma, ahí está mi reivindicación y como creo sin duda que la suma de los detalles es lo que consigue que una película se eleve por encima de las demás, espero que alguien que trabaje dentro de la distribución española de películas se de cuenta y ponga remedio (yo desde luego no voy a escribir una carta, con esto ya he hecho suficiente). La chorrada de la semana señoras y señores, espero que les haya gustado.

1 comentario:

Luis dijo...

Que fuerte, ayer mismo viendo "En la cumbre" me pasó, y pensé "que mal queda.." le quita toda la magia, parece que estas viendo la tele un sabado al mediodía..