25/9/08

Betty la incomprendida



¡Ding, ding, ding! Llega la reivindicación de la semana. Sí amigos, aunque esta vez me llevaré más palos que felicitaciones voy a defender a una de esas series que están crucificadas antes incluso de que emitan el episodio piloto. Me refiero, claro a está, a Ugly Betty, la versión americana de la archifamosa telenovela Betty la fea, que ya ha recorrido el mundo entero. Si tu país no tiene su propia versión es que está fuera de onda. ¡Si hasta se está preparando la versión china!


Como todos sabemos, Betty la fea iba sobre una chica horrenda de corazón de oro que entraba a trabajar en una agencia de modelos, en la que todos le daban la espalda por no pertenecer a los actuales cánones de belleza. Betty se enamora de su jefe, el jefe la trata bien para sacar provecho, accidentalmente se enamora y ella se va para volver bella y radiante y poner a cada uno en su sitio, con final feliz con su amado incluído. Ups, les he destripado la historia.


Da lo mismo, el caso es que Ugly Betty tan sólo asume el punto de partida de chica fea en un empleo para gente guapa, en este caso una revista de modas, pero todo lo demás es completamente nuevo. La fea no está enamorada del jefe (de momento). Poco importa la transformación de Betty en guapa, pues no es el epicentro de la trama y al ser una serie en toda regla con sus respectivas temporadas no creo que se haga hasta la última si acaso.

Además, en la original todos desconocíamos el aspecto normal de la actriz que encarnaba a la fea, pero en esta ocasión ya todos hemos visto a la multipremiada America Ferrara desfilando por las alfombras rojas, y vemos que es una chica con curvas bastante actractiva, así que poco importa si se quita el fleco y los aparatos. Porque eso sí, ¿por qué se asocia la ortodoncia con la fealdad? Como persona que la ha tenido me ofende que se menosprecien las sonrisas de acero, si se ponen es para tener una sonrisa perfecta el día de mañana, contra.


Bueno, que se me va la pinza, Ugly Betty no huye de la frivolidad del mundo de la moda en la que la serie está contextualizada, pero sí que la ridiculiza lo suficiente como para sentirse tranquilo uno mismo como espectador. Trata con humor temas polémicos como la transexualidad o la extrema delgadez de las modelos y aunque sí que deja un pequeño espacio para la moralina, suele aparecer al final del capítulo, así que no molesta demasiado. La serie no rehuye de sus orígenes "culebronescos" y sus tramas a veces van por esos derroteros, pero también aprovecha sus raíces latinas para tocar temas tan importantes como la inmigración o la integración de personas de diferentes culturas.


La Betty americana es mucho más fuerte y simpática que sus clones, que se caracterizaban por su inseguridad y vulnerabilidad. La fea encarnada por America Ferrara es mucho más compleja, lo que le ha valido un Globo de Oro y un Emmy como mejor actriz de comedia. El resto del cásting está francamente bien, destacando a Vanessa Williams como la maléfica Willhelmina, a la que es un placer odiar y a su lacayo Marc (Michael Urie), aunque mi preferida es sin duda Amanda (Becki Newton) la frívola recepcionista de la revista Mode. Un personaje que bien podría ser la típica cabeza hueca, aquí es mucho más, regalando algunos de los mejores momentos de la serie (ese arqueo de cejas madre mía).

No podían faltar las estrellas invitadas: Lindsay Lohan, Victoria Veckam (patética incluso interpretándose a sí misma), Freddy Rodriguez, Salma Hayek (que también ejerce de productora), Lucy Liu y hasta la fea de la versión mexicana hace su aparición en en esta ganadora de un Globo de Oro como mejor serie de comedia en su primera temporada de emisión.


Entiendo que existan reparos ante el enésimo remake de una telenovela que hemos vimos todos, seamos sinceros, pero la verdad es que Ugly Betty sin ser una serie imprescindible está bastante bien, es muy divertida, y no existe punto de comparación con la versión española. Mira que hay series españolas malas, pero igual de sosas, aburridas, estiradas y copionas como Yo soy Bea pocas. Y esto ha sido todo, feonautas.

3 comentarios:

neferet dijo...

Yo soy seguidora de la serie, todos los personajes me encantan!! Me parece muy divertida y por fin puedo seguir la segunda temporada en el canal cosmopolitan a las 21:30 los miercoles.
Esta versión nada que ver con la española, la original no la he llegado a ver nunca pero la americana me gusta muchísimo.

Grinch dijo...

Eso, eso, eso. Se me olvidó comentarlo. Ahora dan la segunda temporada en Cosmo y Cuatro que tiene los derechos de emisión en abierto puso la primera temporada en verano. Sabiendo como son pondrán la segunda en el próximo verano y la finiquitarán en tres semanas emitiendo tres capítulos cada vez. En fin...

Luis dijo...

A mi es que me da una pereza enorme verla más que nada porque la historia esta ultra repetida, pero como tiene tan buenas críticas, quizás le de una oportunidad