21/9/08

Círculo de ayuda mutua



Dir.: Jieho Lee
Int.: Forest Whitaker, Brendan Fraser, Sarah Michelle Gellar, Kevin Bacon, Andy Garcia, Julie Delpy, Emile Hirsch
¿De qué va?: Un hombre de negocios que quiere cambiar de vida, un gángster que puede ver el futuro, una cantante víctima de un mafioso y un médico desesperado cruzarán sus caminos, afectando irremediablemente al transcurso de sus vidas.

Opinión: Cuatro vidas (The air I breathe) se basa en un antiguo proverbio chino que divide la vida en cuatro emociones: felicidad, placer, dolor y amor. La película está fragmentada en cuatro historias, cada una protagonizada por un personaje que simboliza una de esas emociones en concreto. Según el proverbio es necesario experimentar las cuatro para tener una vida plena, por lo que la historia de cada personaje se enlaza con las otras tres, formando finalmente un puzzle en el que no falta ni sobra ninguna pieza.

Jieho Lee debuta en la dirección con esta película de guión propio. Su estructura narrativa no es nueva, entra dentro del grupo de films de repartos corales e historias cruzadas que tan de moda se puso con Crash, pero que por aquel entonces ya contaba con excelentes precedentes como Magnolia o Amores perros, y que ya cuentan con una cantidad importante de seguidores, entre los que yo me incluyo. Respecto a Cuatro vidas, su estructura no es tan compleja como puede parecer a priori, la trama es muy fácil de seguir en todo momento. Los encontronazos entre los personajes pueden parecer forzados o muy dejados en las manos del destino. Cuestión de la fe del espectador.

El director ha contado con un reparto llamativo para su primera película, reuniendo a actores consolidados como buenos intérpretes dramáticos y otros que no están tan acostumbrados a este género. Forest Whitaker se esfuerza en hacer creíble un personaje bastante complejo en pocas escenas, Brendan Fraser demuestra que sabe hacer algo más que enfrentarse a momias, igual que Sarah Michelle Gellar respecto a gritar en pelis de terror. Ambos aprovechan la oportunidad que se les ofrece y sacan mucho partido a sus papeles. Andy Garcia está bastante bien como mafioso aunque se exceda a veces, mientras que Emile Hirsch tiene un pequeño y divertido rol. La parte negativa viene con Kevin Bacon y Julie Delpy, que me parecen bastante desaprovechados y su historia es la más simplona de las que conforman la película.


La ópera prima de Jieho Lee no es perfecta, pero se le nota cierta habilidad a la hora de dirigir y escribir historias que bien podría mejorarse en futuras películas. 4 vidas contiene pasajes notables pero no explota el recurso del proverbio en el que basa, ni siquiera lo cita, por lo que los espectadores que no hayan leído con anterioridad la sinopsis lo ignorarán por completo. Sus continuos vericuetos del destino pondrán a prueba tu credulidad. Es mejor dejarse llevar, y es que el mensaje de que personas que ni siquiera conoces pueden dar un giro positivo a tu vida resulta esperanzador entre tanto golpe que da la vida.

***1/2