16/8/16

Desmontando a Dev

Poster Master of None

Creador: Aziz Ansari, Alan Yang
Int.: Aziz Ansari, Noël Wells, Eric Wareheim, Lena Waithe, Kelvin Yu
Emisión: 2015 – ¿?, Netflix
1 temporada

A Aziz Ansari lo descubrimos unos cuantos como el onanista y capitalista consumido Tom Haverford en la imprescindible Parks and Recreation. El actor prácticamente encadenó el final de la serie con el inicio de otra, solo que esta vez no ejerce de secundario, sino de creador, guionista y productor: Master of None es su título y Netflix su casa. Su primera temporada se lanzó en noviembre del año pasado y consta de 10 episodios, interconectados entre sí, pero que también pueden interpretarse como microcuentos independientes, pues cada uno cuenta una historia en particular en relación con la vida del protagonista.

Master of None3

Louie es el referente más claro y evidente de la serie: si aquella giraba en torno a las experiencias vitales de un monologuista neoyorkino, divorciado y con dos hijas, álter ego del actor que lo encarnaba (Louie C.K.), aquí nos encontramos con las de un actor treintañero que también reside en Nueva York y cuya carrera se basa prácticamente en salir en anuncios de televisión. Ambas series utilizan la profesión del protagonista como arco argumental global para luego dedicar cada capítulo a temas más específicos de sus vidas. Sin embargo, sería injusto catalogar Master of None como un simple sucedáneo de Louie, porque si algo ha demostrado Aziz Ansari a lo largo de la primera temporada es que tiene una voz propia y mucho de que hablar.

Master of None

Tampoco es que quiera convertirse en la voz de una generación, tal y como se autoproclamó Lena Dunham en el episodio piloto de Girls. Ansari habla de cosas que le atañen desde su particular punto de vista. La clave del éxito de su serie está en la diversidad de temas y el sentido del humor, la fina ironía y el cariño con el que las abarca. Hay de todo: desde las deficientes relaciones que mantenemos con nuestros padres y abuelos hasta el lacerante sexismo de nuestra sociedad, pasando por la dependencia que tenemos al móvil, las apps y las webs de reseñas, la gran ausencia de diversidad étnica de la industria del cine y la televisión o las dinámicas recurrentes de las relaciones sentimentales de hoy en día, representadas en la historia de amor de Dev y Rachel (Noël Wells), un clon de Zooey Deschanel. Si bien no hay ningún capítulo que sobre, son aquellos en los que se centran en esta pareja los que me interesan más, no sólo porque ambos tienen una química, un buen rollo y un sentido del humor tremendos, sino por la genial forma en la que está narrada su historia; destaca el episodio Mornings que, tal y como reza su título, abarca los despertares de la pareja a lo largo de un largo período de tiempo.

Master of None4

A la espera de ver si consigue alguno de los cuatro Emmys a los que aspira (mejor comedia, dirección, actor y guión) espero que para la segunda temporada se le de más cancha a la pandilla de Dev; los tres son muy entrañables, divertidos y merecen más minutos en pantalla. También tienen gracia sus padres, que curiosamente son los de Ansari en la vida real. Por lo demás, nada que objetar y bienvenido sea este “maestro de nada” (¿será un guiño irónico a Masters of Sex?) que sin embargo goza de un genuino punto de vista de la vida, así en general, que le ha merecido el título de una de las mejores comedias del panorama televisivo norteamericano, algo que no debería sorprendernos dado que, salvo alguna honrosa excepción, las mejores sitcoms y comedias de la televisión norteamericana ya no están en las cadenas generalistas, sino en el cable y las nuevas plataformas, como Netflix y Amazon, más predispuestas al riesgo, la innovación y la diversidad.