13/3/13

Triunfo sin arreglos

Poster Dando la nota

Dir.: Jason Moore
Int.: Anna Kendrick, Rebel Wilson, Skylar Astin, Brittany Snow, Anna Camp, Ben Platt, Elizabeth Banks, John Michael Higgins
¿De qué va?: Al llegar a la universidad, Becca, que sueña con ganarse la vida como DJ, no tiene cabida en ningún grupo, pero sin quererlo ni beberlo acaba formando parte de un coro femenino que canta a capela. Becca intenta modernizar el repertorio de la agrupación, pero su líder está empeñada en mantener la tradición para ganar en la competición de grupos a capela universitarios.

Reseña: Cada cinco o diez años se estrenan una o dos películas que definen a la generación adolescente y juvenil del momento. Son filmes que puede que no cuenten con el beneplácito de la crítica y del gran público, pero acaban convirtiéndose en objeto de culto a su manera porque traen consigo escenas memorables, actores revelación, representaciones de lo que estaba de moda y de cómo era la chavalada por aquel entonces, etcétera, etcétera. De mi época adolescente destacaría Crueles intenciones, A por todas y 10 razones para odiarte, o al menos esas fueron las que más me marcaron a mí. De la presente generación, y sin contar con Las ventajas de ser un marginado por estar ambientada en los 90, creo que una de las más importantes ha sido Rumores y mentiras, en la que se hizo un claro homenaje al director John Hughes, del que podríamos decir que es el creador de la comedia teen americana.

Dando la nota

Otro homenaje explícito a Hughes y a una de sus películas más conocidas, El club de los cinco, yace en Dando la nota (Pitch Perfect), película llamada a convertirse en objeto de veneración juvenil que no sólo bebe de las fuentes de dicho director sino de las de la serie televisiva Glee antes de que perdiera su frescura, pues el filme se centra en un grupo de perdedores y raritos que se enorgullecen de serlo a ritmo de versiones de temas  populares, convirtiendo algo tan de pringados como puede ser un coro a capela en algo auténticamente guay. Puede que el guión de Dando la nota esté hecho con escuadra y cartabón pero consigue destacar potenciando la fórmula a base de mucho humor autoparódico (atentos al guiño que hacen a los clásicos personajes que actúan de relleno), gags muy eficaces, números musicales geniales y unos personajes pero que muy entrañables.

Dando la nota2

Al frente de todo esto tenemos a Anna Kendrick, una de las mejores actrices jóvenes de la actualidad, desplegando todo su carisma y talento, véase la escena de su prueba de casting como ejemplo de ello. La película también se nutre del encanto que despliegan actores como Skylar Astin, Brittany Snow o Anna Camp, pero sobre todos ellos se alza la gran Rebel Wilson, que va camino de convertirse en una secundaria de lujo de la comedia americana hasta el día que le den un gran papel protagonista. Fue lo mejor (con diferencia) de Qué esperar cuando estás esperando y aquí su papel de Amy la gorda es antológico y tiene las mejores salidas de toda la película. El resto de integrantes del coro tampoco tiene ningún desperdicio, como es el caso de la asiática que provoca carcajadas cada vez que aparece.

Dando la nota3

Dando la nota no inventa nada nuevo pero supone un divertimento efectivo, pegadizo y que desprende muy buen rollito. Es de esas películas que están hechas para hacer disfrutar y lo consigue con creces. Y si A por todas consiguió poner de moda a las animadoras deportivas y Glee a los coros de instituto, Dando la nota debería hacerle el mismo favor a los grupos universitarios a capela. ¿Para cuándo un remedo español centrado en tunos? ¡Sería la bomba! O puede que no…

7’5/10