18/11/11

El inconfundible olor de los bajos fondos

Poster London Boulevard 
Dir.: William Monahan
Int.: Colin Farrell, Keira Knightley, Ray Winstone, Anna Friel, David Thewlis, Ben Chaplin, Eddie Marsan, Stephen Graham
¿De qué va?: Tras salir de la cárcel, Mitchel intenta olvidar su pasado criminal y cambiar de vida. Casualmente, entra en contacto con Charlotte, una estrella de cine que vive aislada ante el acoso de los paparazzis, y se convierte en su particular manitas. Pero el pasado de Mitchel vuelve a llamar a su puerta cuando un mafioso llamado Gant pretende que vuelva a hacer lo que mejor sabe hacer…

Reseña: Con el Oscar por el libreto de Infiltrados como excelente carta de presentación, el guionista William Monahan da el salto a la dirección con un thriller criminal de los de toda la vida. Aunque de primeras podamos creer que su influencia más evidente es Guy Ritchie lo cierto es que London Boulevard carece del estilo acelerado e hipervitaminado del director de Snatch, cerdos y diamantes, optando por un tratamiento más cercano al de los thrillers clásicos. Tanto es así que es probable que tengamos algunos ‘deja vú’ a lo largo de su metraje.

London Boulevard 
London Boulevard presenta todos los ingredientes clásicos del género noir y de gánsteres: antihéroe carismático, redención materializada en una seductora fémina, ambientes urbanos y húmedos, malas compañías, cuentas del pasado pendientes, chantaje, traición, venganza y demás. Todo muy correcto pero nada realmente original o innovador; hasta los actores nos suenan de haber interpretado papeles similares en películas precedentes del mismo palo, lo que, por otra parte, también asegura que vayan a realizar un trabajo de lo más preciso, como es el caso del mafioso Ray Winstone.

London Boulevard3 
Por otra parte, parece que la trama romántica goza de un protagonismo que en realidad no tiene, es lo más deslucido del conjunto puesto que se le podía haber sacado mucho más partido, en especial al personaje de Keira Knightley, con el que se establece cierto paralelismo con el acoso que sufre la actriz por parte de la prensa amarillista en la vida real. Desafortunadamente, no se va más allá de establecer un superfluo romance con el protagonista, un más que correcto Colin Farrell, aunque no salten chispas entre ellos por muy atractivos que sean ambos.

London Boulevard2 
William Monahan ha jugado sobre seguro realizando un película deudora de referentes clásicos e infalibles pero no ha sabido rematar la faena, quedándose en un entretenimiento ligero que no deja huella. Debería haber empleado un poco del buen ojo que ha tenido para escoger las canciones que componen la banda sonora para perfeccionar el guión con algo más de energía, arrojo e innovación. Pero no debemos olvidar que se trata de su ópera prima y que más vale empezar desde abajo e ir mejorando con el tiempo que hacer el recorrido inverso, así que podemos afirmar que London Boulevard es una buena casilla de salida para la carrera como director de Monahan.

6/10