28/8/10

Atrápala como puedas

Poster Salt 
Dir.: Phillip Noyce
Int.: Angelina Jolie, Liev Schreiber, Chiwetel Ejiofor, Daniel Olbrychski, August Diehl, Hunt Block
¿De qué va?: La agente de la CIA Evelyn Salt es acusada de ser una espía rusa por un desertor. Es entonces cuando Salt se da a la fuga con la intención de descubrir la verdad, probar su inocencia y proteger a lo que más quiere en el mundo, su marido.

Opinión: Nadie podría negar que Angelina Jolie se ha convertido por méritos propios en la reina del cine de acción. Nadie como ella ha protagonizado tantas películas de ese calibre con una desenvoltura tan eficaz como la suya, lo que no la excluye de marcarse de vez en cuando grandes interpretaciones dramáticas como la de El intercambio. Salt viene a ser la confirmación de su estatus como estrella de acción, capaz de sostener ella solita el peso de toda una superproducción taquillera.

Salt 
Esta Evelyn Salt bebe mucho de las fuentes de Jason Bourne: ambos son fugitivos de la ley, tienen problemas de identidad y se las apañan bastante bien durante las persecuciones a pie de calle, pero también tiene algo de James Bond, del que ha heredado la elegancia y la inventiva en los métodos de infiltración. Estas referencias no supondrían ningún problema si el guión de la película estuviese mejor hilvanado y no se dejara llevar tanto por la acción. El interés generado por la introducción de la historia se va diluyendo con cada persecución en la que se ve envuelta nuestra heroína, dejando el desarrollo argumental en constante “stand-bye”.

Salt3 
La frase promocional de la película, “¿Quién es Salt?”, ha sido tomada muy en serio por el guionista Kurt Wimmer. Durante el mayor trecho de la cinta nos hacemos esa misma pregunta varias veces, puesto que nos van dando con cuentagotas información sobre la protagonista, cuyas acciones son de todo menos lógicas. Para cuando nos quieren hacer ver los secretos de la trama ya es demasiado tarde: los giros de guión, por su propia y evidente naturaleza de “nada es lo que parece” se ven venir de lejos.

Salt2 
Salt no deja de ser un ‘correcto’ entretenimiento dirigido por el ‘correcto’ Phillip Noyce, que a su vez funciona como ‘correcto’ vehículo de lucimiento para la Jolie, mayormente despojada de la sexualidad de sus anteriores encarnaciones heroicas y acompañada de dos competentes actores como son Liev Schreiber y Chiwetel Ejiofor, pero desde luego no es su película de acción definitiva. De hecho, Wanted (Se busca) es mucho más disfrutable, pues aunque su trama sea un poco más disparatada que la de Salt, al menos no se tomaba tan en serio a sí misma. Lo peor es que el final deja una puerta abierta para la secuela, y todos sabemos que Angelina debería centrar el poco tiempo que le dedica al cine a producciones de mayor calado que ésta.

6/10