7/8/10

Freddy viene a por ti… Pero tranquilo que ha perdido reflejos

Poster Pesadilla en Elm Street
Dir.:
Samuel Bayer
Int.: Jackie Earle Haley, Rooney Mara, Kyle Gallner, Katie Cassidy, Thomas Dekker, Kellan Lutz, Connie Britton
¿De qué va?: Un grupo de adolescentes sueña con un individuo con el rostro quemado y cuchillas en los dedos que va asesinándolos a medida que entran en su mundo. Mientras continúen despiertos estarán a salvo, pero en cuanto se queden dormidos no habrá escapatoria.

Opinión: Freddy Krueger resucita por obra y gracia del inefable Michael Bay. Al igual que ya hizo con otros personajes míticos de la fábrica de las pesadillas de Hollywood, el director de Transformers se gana un dinerillo extra produciendo el relanzamiento de un clásico de terror que en este caso andaba falto de un lavado de cara tras sus últimos largometrajes, más cercanos a la autoparodia que al terror. De esta forma, Krueger vuelve con nuevas facciones y energías renovadas, pero lo hace en un vehículo que está por debajo de sus macabras posibilidades.

Pesadilla3 
Básicamente estamos ante la misma historia pero con ligeros cambios modernos (videoblog incluido) y un pasaje en forma de espeluznante flashback que nos cuenta los antecedentes del asesino del suéter raído, el mayor y casi único hallazgo de este remedo, pues el resto se ha traspasado directamente del original con secuencias calcadas de principio a fin. Samuel Bayer aprueba en la técnica pero suspende en carácter, las escenas más impactantes están rodadas de manera casi mecánica y no estremecen demasiado, aunque de eso también tiene culpa una galería de víctimas en potencia que nos importan más bien poco, puesto que el guión no nos ha dado tiempo de que nos encariñemos un poco de ellos. Al menos Katie Cassidy consigue transmitir el pánico que siente su personaje, porque lo que es la protagonista, Rooney Mara, no se inmuta demasiado.

A Nightmare On Elm Street 
El Krueger de Jackie Earle Haley ha perdido buena parte del sentido del humor cruel del personaje que encarnó Robert Englund en ocho películas y una serie de televisión, que se dice pronto, y ha ganado en tenebrosidad, pero sus apariciones son propias de un serial killer cualquiera, apareciendo y desapareciendo en cada esquina, y ni siquiera el director intenta jugar con el suspense de verle el rostro, pues lo enseña cada vez que se le permite mostrar el buen trabajo realizado en maquillaje y efectos especiales. Incluso los asesinatos llegan a ser descafeinados; se le podría reprochar muchas cosas a la película de Wes Craven y a sus continuaciones pero muertes insípidas desde luego que no.

Pesadilla2 
Quizás las nuevas generaciones se atemoricen con este nuevo Freddy Krueger pero a mí me ha supuesto una pequeña decepción. Yo que de pequeño sentía auténtico pánico cuando oía su cancioncita o cuando me contaban una historia de miedo sobre él. Creía que con esta película iba a rememorar aquellos temores de mi infancia, y lo único que han conseguido es que de brincos en la butaca por culpa de esos ensordecedores sustos que tanto irritan. Una de dos: o este remake carece de la “esencia Krueger” o puedo afirmar por fin que he superado mis miedos infantiles… Ahora que lo pienso, puede que las dos sean correctas.

4’5/10