7/8/09

Terror de la vieja escuela

Arrastrame al infierno 
Dir.: Sam Raimi
Int.: Alison Lohman, Justin Long, Lorna Raver, Dileep Rao, David Paymer, Adriana Barraza, Reggie Lee
¿De qué va?: Christine Brown es un joven ambiciosa que trabaja en un banco donde aspira a un gran ascenso. Pero un día, humilla a una anciana que le pide ayuda y ésta la echa una maldición: en 3 días Christine será arrastrada al infierno…

Opinión: Sam Raimi se coge un descanso de la saga de Spiderman para volver a sus orígenes, cuando se dio a conocer con la trilogía de Posesión Infernal: películas de terror de bajo presupuesto con mucho gore y mala leche. Claro que en en la actualidad, Raimi pertenece a la primera línea de directores de la Meca del Cine y dispone de muchos más medios que por aquel entonces. Arrástrame al infierno es el resultado de reunir al viejo Raimi con el de ahora, la serie B frente a frente con la mercadotecnia de Hollywood.

Drag me to hell1 
La película desconcertará a los que no vean más allá del cine de terror sobrio y autocomplaciente de hoy en día. Arrástrame al infierno es capaz de sobresaltar y justo al momento provocarte la risa, y esta vez no es a causa de la vergüenza ajena, sino por unos sanguinolentos gags en la línea de Tex Avery (creador de Bugs Bunny y de otros dibujos de la Warner) en los que la protagonista las pasa canutas, una aplicada Alison Lohman que se adapta perfectamente al tono tragicómico de la película. Pocos aguantarían con tanta decencia las numerosas faenas a las que la joven se ve sometida en el filme por parte de la desagradable anciana que la atormenta; una ovación para la actriz que la encarna, Lorna Raver.

Drag me to hell3 
Pero la comicidad de la historia no puede disimular el terror que viene implícito en ella, propio del que teníamos de pequeños cuando nos contaban cuentos sobre maldiciones y demonios con cuernos y garras que se llevan a sus víctimas a un infierno lleno de gritos y dolor. Raimi recupera los viejos miedos para montar una atmósfera continua de inquietud, acompañada de constantes sustos (con el volumen muy alto, pero la mayoría lo son por inesperados) y una inquietante banda sonora de Christopher Young muy adecuada.

Drag me to hell4 
Desde La niebla de Stephen King y Los extraños no había visto una película de terror que me turbara tanto. A Arrástrame al infierno no le basta con ser terroríficamente divertida, sino que además contiene mensajes subliminales para quien los quiera entender: aunque pudo haber sido casual, muchos espectadores hemos captado la ironía de torturar a la empleada de un banco en plena crisis mundial.

***1/2

2 comentarios:

Pabela dijo...

Cuanta divergencia con este film. Verdad que lo veré para ver qué me pinta a mí a pesar de que no me atrapa mucho el género y que no he visto otras de Reimi salvo Spiderman. Se estrena ya en Argentina asique luego te cuento!

Bertoff dijo...

Para mi fue el mejor estreno de 2009!!!