10/8/09

Las pilas no van incluidas


G.I. Joe The Rise of Cobra
Dir.: Stephen Sommers
Int.: Channing Tatum, Sienna Miller, Marlon Wayans, Rachel Nichols, Joseph Gordon-Levitt, Dennis Quaid
¿De qué va?: G.I. Joe es una agencia especial secreta que defiende la paz internacional cuando las demás fuerzas del orden no pueden. Los Joes se enfrentan a una nueva organización terrorista llamada COBRA en la carrera por conseguir una nueva tecnología que podría ocasionar el caos y la destrucción mundial.

Opinión: El cine de acción se ha metido en un bucle del que le va a costar salir. Da la impresión de que para que una película de acción funcione tiene que superar a la anterior en espectacularidad y efectos especiales. Si en una hay una lucha de uno contra quinientos contrincantes, la siguiente tiene que ser contra mil; si destruyen la estatua de La Libertad, la próxima tiene que atentar contra otros monumentos míticos de la humanidad. Toda esta obsesión por superar lo imposible suele venir acompañado por un error de base: el descuido del guión.

G.I. Joe2 
Acercarse a ver G.I. Joe con grandes expectativas es engañarse a sí mismo: Stephen Sommers no es un director que se caracterice precisamente por las complejas tramas de sus películas, pero sí por saber hacer espectáculos casi circenses que atraen a las multitudes. Realizar un filme sobre una línea de muñecos de guerra fue sin duda una respuesta al éxito que cosechó hace un par de años la primera película de Transformers, por lo que aquí tenemos más o menos lo mismo: espectaculares secuencias de acción en las que los buenos muy buenos se enfrentan a los malos malísimos, tías buenas y un poco de humor para rebajar el tono ¿formal? de la propuesta. Sommers sabe lo que se hace y por eso la película es altamente disfrutable durante sus primeros 45 minutos, siempre y cuando no pongas a funcionar el sentido común.

G.I. Joe 
La batalla final que ocupa el último tercio de la película, alternando diferentes focos de la acción muy al estilo de Star Wars, se prolonga demasiado. Llegados a ese punto, el clímax del filme ya se produjo en la persecución en París y el nivel de saturación de tecnología super avanzada, disparos y explosiones ya está por las nubes. El intento de darle una profundidad psicológica a los personajes, creando conexiones pasadas entre algunos de ellos, es muy básico y manido, resuelto con flashbacks muy esquemáticos. Casi hubiera preferido que lo hubiesen omitido para darle más cancha a la acción.
 
G.I. Joe3 
G.I. Joe se ahoga en sus propios efectos especiales que a veces no lo son tanto (¿Por qué es más creíble el derrumbe de la torre Eiffel que el aspecto del agua?). El guión sirve para unir las numerosas escenas de acción y para preparar el terreno para una futura secuela, siempre y cuando ésta rinda económicamente como se espera. Así, Hasbro puede lanzar otra línea de juguetes que le reportará beneficios duplicados, y los actores cobrarán un poquito más por volver a realizar unas interpretaciones justitas y por debajo de sus posibilidades.

**1/2

1 comentario:

Miwe dijo...

Te doy toda la razón la verdad es que la película en temas de guión no da para mucho lo único son los efectos y me da que la próxima ni guión ni nada solo efectos.