8/11/12

Hermanos de sangre

Poster WarriorNos encontramos frente a un ring de lucha rodeado de una masa de gente cuyos gritos ensordecedores llenan todo el espacio. A un lado del cuadrilátero tenemos a un hombre que representa la lucha de la clase obrera por seguir adelante en tiempos de crisis; su estilo de combate es metódico, basado en protegerse de los golpes hasta agotar al contrario y encontrar su punto débil.  Él es capaz de aguantar todos los golpes que le da la vida con tal de proteger a su familia. En el lado contrario está su rival, puro fuego descontrolado, se guía por su instinto y desata toda su furia contenida en el ring. Ahí es donde se libera de sus fantasmas y de los traumas pasados que le atormentan. Dos luchadores que se juegan mucho en el ring y a los que les une un pasado en común… son hermanos.

Warrior1

Dirigida por Gavin O’Connor (Cuestión de honor), Warrior es una película de artes marciales mixtas que cae en muchos de los tópicos que caracterizan al género de deportes de lucha, pero aún así consigue salir airosa porque se preocupa más en los personajes que en las escenas de lucha, que de igual modo están perfectamente coreografiadas. Lo sorprendente del filme es la forma que tiene de engancharte durante los primeros minutos y de no soltarte hasta que se acaba, dos horas y pico después, sin que te des cuenta de que ha pasado tanto tiempo, y es gracias al triángulo dramático-familiar en el que se centra la trama, erigido por un gran Nick Nolte (muy merecida nominación al Oscar) en busca de la redención y del perdón de unos hijos que cargan con mucho resentimiento sobre sus espaldas.

Warrior3

Fíjense que los hermanos, excelentes y viscerales Joel Edgerton y Tom Hardy, sólo necesitan una escena juntos para que salten las chispas y preparar el terreno para la batalla final, en la que puede pasar cualquier cosa porque ambos son protagonistas y ambos tienen razones de peso para ganar el premio; no es como en The Fighter o Cinderella Man donde es bastante evidente quién va a ganar el último asalto. Del desenlace sólo puedo decir que es uno de los más emotivos y eficaces que he visto en el cine reciente: unas simples frases cortas, unos gestos, la música y no hace falta ningún subrayado ni explicar nada más. Es sencillamente perfecto.

Warrior2

La lástima es que las estanterías de los pocos videoclubs que quedan están llenas de películas sobre artes marciales malísimas, y ésta, una de las mejores (si no la mejor) no ha pasado por el cine y ni siquiera se ha editado en DVD en España, sino que se ha emitido directamente en la televisión digital de pago, tal y como ha pasado también con 50/50. ¿Tan mal está el mercado cinematográfico español como para desdeñar joyas como ésta? Por tanto, les recomiendo que no la dejen pasar y que le den una oportunidad, porque películas de esta temática tan buenas, capaces de emocionar a personas que ni sienten ni padecen por las artes marciales mixtas como un servidor, no se ven todos los años.

8/10

1 comentario:

Cine Amateur dijo...

Excelente reseña, este film es simplemente uno de los mejores (sino el mejor) que he visto en su temática. Reconozco que al principio (la temática) me hizo pensar que no me gustaría, pero termino fascinándome. Por cierto yo le di un 9/10.

Saludos!