5/6/09

Presencias extrañas que no dan miedo


The Uninvited

Dir.:Charles Guard, Thomas Guard
Int.: Emily Browning, Elizabeth Banks, David Strathairn, Arielle Kebbel, Maya Massar
¿De qué va?: Un trágico suceso obliga a la joven Anna a permanecer un año en una institución mental. Cuando vuelve a casa, se reencuentra con su hermana y mejor amiga Alex, con su distante padre y su siniestra madrastra. Una serie de extraños sucesos harán que Anna sospeche que la novia de su padre esconde un terrible secreto.

Opinión: A veces el cine se rige por modas: el séptimo arte ha pasado por la moda de los superhéroes, la de las adaptaciones de novelas juveniles de corte fantástico y ahora estamos en la de los vampiros. Pero las modas acaban por desaparecer tarde o temprano y los últimos vestigios de ellas dejan de interesar al espectador al presentarse a destiempo.

Esto es lo que pasa con Presencias extrañas, remake americano de la coreana Dos hermanas que sigue la estela de revisiones yankis de cintas de terror orientales que llegaron a lo más alto con The Ring y El grito, pero que ya hace tiempo que perdieron el factor sorpresa. Y es que el año pasado se estrenaron hasta tres películas de este calibre (The Eye, Llamada perdida y Retratos del más allá).

THE UNINVITED
Tampoco es que Presencias extrañas sea un desastre: cuenta con una factura muy cuidada, aunque demasiado pulcra y correcta como para crear una atmósfera opresiva y terrorífica que sobrecoja al espectador. En realidad, se ubica mejor en el terreno del thriller que en el terror en estado puro, salvando dos sustos contados provocados por la subida del volumen y algunas apariciones fantasmagóricas (que provocan más risa que temor).

Presencias extrañas3 
Por el desarrollo del argumento, la película corre peligro de parecerse a los telefilms que la gente ve en la tele los fines de semana para echarse la siesta, pero gracias al trabajo del reparto se marca la diferencia, en especial por la protagonista, Emily Browning, y la antagonista, Elizabeth Banks, esta última pasándoselo pipa cuando su personaje hace gala de su ambigüedad. Lástima de David Strathairn, que aun siendo un gran actor no puede hacer nada con un personaje tan plano e inútil.

Presencias extrañas2 
Desconozco si la película original tenía más incentivos que su remake (me imagino que sí), pero lo que es esta versión no tiene nada especialmente reseñable que me haga recomendar su visionado salvo por el aliciente de pasar un rato entretenido. Incluso el giro final de rigor ya lo hemos visto en otras cintas del género que no voy a mencionar para evitar involuntarios destripes; al menos aporta algo de sorpresa y vidilla al asunto.

**

1 comentario:

Daniela dijo...

Empecé a verla, pero no me convenció mucho y paré. Además, me recuerda a la Loca porque fue quien nos mostró el trailer.