13/2/09

Toda una vida pasa por delante de tus ojos



Dir.: David Fincher
Int.: Brad Pitt, Cate Blanchett, Taraji P. Henson, Tilda Swinton, Julia Ormond, Jason Flemyng
¿De qué va?: Esta es la historia de Benjamin Button, un hombre nacido en extrañas circunstancias, nace viejo y rejuvenece con el paso del tiempo. Este hecho marcará su vida posterior y la relación con su único amor, Daisy.

Opinión: Tras una serie de largometrajes sin ningún desperdicio como son los que nos ha regalado David Fincher desce hace poco más de una década, parece que ahora es cuando consigue el favor de la Academia de Cine norteamericana, cuando se desmarca de la brutalidad y la crudeza de sus anteriores películas para realizar su obra más romántica y "pacífica", por así decirlo. Pero que nadie se lleve a engaños; su brío como narrador permanece intacto e impregna a una fantástica historia como es la de Benjamin Button de grandes dosis de melancolía, dolor y mucho amor, haciendo grandes hallazgos durante el proceso.


El director de Zodiac consigue lo imposible: que nos creamos que una persona puede nacer vieja y crecer rejuveneciendo. Eso se debe principalmete a dos factores: el primero es la combinación de muchos efectos informáticos y de kilos de maquillaje que ya tienen un Oscar asegurado, para que la evolución física de los personajes sea totalmente verosímil y sorprendente. No es tan asombroso ver a un enclenque anciano Brad Pitt como ver al joven actor de ¿Conoces a Joe Black? o 7 años en el Tibet. Lo que quiero decir es que vemos al actor tal como era hace 10 o 12 años, y eso es algo admirable.


El segundo factor es la historia, abarcando toda la vida de un personaje tan entrañable, resulta sencillo conectar con él. Durante los 160 minutos que dura la cinta asistimos al completo ciclo vital de una persona: su nacimiento, niñez, adolescencia, madurez y envejecimiento y todo lo que eso conlleva; la gente que conoce, los amigos que hace, los que pierde, el amor de su vida... Las extrañas circunstancias que envuelven su vida la hacen aún más especial si cabe.


Brad Pitt realiza una gran labor, nunca cae en la sobreactuación y aprueba sin reparos emulando cada etapa de la vida de su personaje. Sería una lástima que la labor de su compañera de reparto, Cate Blanchett, se viera ensombrecida por la figura del actor, porque además de estar más guapa que nunca está a su misma altura y hace una gran interpretación, lo que me hace extrañar que no haya estado en la terna de afortunados de esta temporada de premios. También me han dejado con buen sabor de boca las actuaciones de la nominada al Oscar Taraji P. Henson, la temperamental madre de acogida de Benjamin, y Tilda Swinton como su curioso romance "juvenil".


Como todas las películas que sobrepasan las dos horas, El curioso caso... tiene momentos que podrían haberse recortado por el bien del ritmo de la cinta, sobretodo de las subtramas que abundan el comienzo de la película, pero cuando el personaje de Cate Blanchett adquiere continuidad y a su vez desaparecen las historias paralelas consigue que la película pase en un suspiro. A su vez, Fincher inunda la cinta de escenas preciosas, pero por suerte el algodón de azúcar nunca llega a empachar.

El curioso caso de Benjamin Button es una de las películas estrella del año, pero en realidad no la considero tan grandilocuente como aparenta. Detrás del maquillaje, los efectos especiales, la gran ambientación y la banda sonora del siempre notable Alexandre Desplat hay una pequeña y conmovedora historia que de buen seguro formará parte de la perdurable memoria colectiva.

****

3 comentarios:

DanielaChickpeaSchopenhauer dijo...

Y hay que decir que sale la hija de Brad Pitt... hace de hija de Benjamin y Daisy, me enteré hoy :).
Mmmm... me pareció linda la película... de estas que pondrán miles de veces en la televisión y todos la verán porque es bonita como Forrest Gump, aunque sinceramente no creo que gane muchos Oscars, mucho larala y poco lerele. Pero que no... que está bien. Es bastante original ver morir a un bebé en vez de a un anciano, se te hace extraño.
¡Qué bien! Comenté un montón.

Cris Giraluna dijo...

Por primera vez, y que no sirva de precedentes! estoy de acuerdo con tu crítica... pero sólo esta vez, eh!.

Una cosa que no me quedó clara..

Entonces, ¿ella tenía la regla? ¬¬ xD

mena dijo...

apoyo tu crítica, no obstante puntualizo q dentro de la singular vida de benjamin button este carece de infancia, nunca pudo disfrutar de juegos propios de niños.