13/12/08

El perro, el mejor amigo de Disney (después de Pixar)



Dir.: Chris Williams, Byron Howard
¿De qué va?: Bolt es el perro estrella de una serie de televisión de ciencia ficción, incluso se llega a creer que lo que sucede en la ficción es la realidad. Pero un día es separado de su dueña y acaba tirado en medio de Nueva York. Acompañado de una cínica gata y su mayor fan, un hamster, Bolt recorrerá un largo camino a casa.

Opinión: Bolt es una gran sorpresa para todos aquellos que pensaron que Disney estaría muerta si no fuera por Pixar. Cierto es que se notan las influencias de los responsables de Toy Story, no en vano es John Lasseter quien produce, pero la verdad es que este ingenuo cachorro ha sabido recuperar el espíritu de los clásicos de la Disney adaptándolo a los tiempos que corren y ofreciendo un producto para toda la familia de mucha más calidad que las últimas producciones de Disney ajenas a Pixar como Chicken Little o Salvaje.


La factura visual es impecable, hay situaciones como su prólogo en los que parece que estamos viendo una trepidante película de acción, y los movimientos y acciones de los animales están muy logrados; jamás habremos visto un perro de "dibujos" que parezca tan real como Bolt.


En las películas de animación de la actualidad todos los personajes suelen ser simpáticos, pero siempre hay un secundario que descata por encima del resto, con el que te ríes más. El éxito de Bolt radica en que puede presumir de reunir a un buen número de personajes que derrochan carisma por todos sus píxeles, cada uno en su estilo: las palomas son tronchantes (aunque las similudes con los tres palomos de Animaniacs son evidentes), la gata Mittens no para de soltar perlas sarcásticas a cada momento (una especie de House gatuno) y el hamster Rhino es un homenaje a todos los frikis para los que la ciencia ficción es más que un hobbie, es un estilo de vida.


La película no desaprovecha en absoluto el potencial de sus personajes y los conduce en la clásica historia de "Lassie vuelve a casa", pero lo desarrolla de tal forma que se convierte en "Lassie descubre su razón de ser". Hay cabida tanto para críticas al mundo de la televisión y del espectáculo como para mensajes educativos destinados a los chavales que nunca llegan a ser ñoños y que son tan importantes como la problemática del abandono de mascotas, tema por el que no puedo entender cómo es que no ha salido antes en una película de animación si lo llevamos arrastrando desde hace tanto tiempo. Por suerte tenemos a Bolt para que nos lo recuerde y nos haga pasar uno de los mejores ratos de estas Navidades.

****