9/7/08

Poco sexo y mucha horterada en Nueva York



Dir.: Michael Patrick King
Int.: Sarah Jessica Parker, Kim Cattrall, Cynthia Nixon, Kristin Davis, Chris Noth, Jennifer Hudson
¿De qué va?: Tres años después del final de la serie, parece que todo les va bien a Carrie, Samantha, Miranda y Charlotte, las cuatro amigas más glamurosas de Nueva York. Pero algunos cambios en sus vidas y sorpresas de todo tipo provocarán que la vida de estas mujeres vuelva a agitarse y necesitarán estar más cercas que nunca para superarlas.

Opinión: Antes que nada, debo aclarar que me vicié la serie de principio a fin, incluso las reposiciones. Aunque no llego al punto de comprarme la serie completa o compartir su estilo de vida, soy un defensor de la misma porque creo que tras la superficialidad y el consumismo del que hacían gala había una inteligente disección de la sociedad norteamericana y de las relaciones entre hombres y mujeres, además de dar una visión de la sexualidad muy divertida y desenfadada.


Dicho esto, mi opinión sobre la película no es tan entusiasta como cabría esperar, pero tampoco tan negativa como la de sus detractores. Hay cosas que echo en falta y otras que me sobran. Echo de menos las conversaciones sobre sexo, que en la película están reducidas al mínimo. Las escenas de cama igual, son poquita cosa. Las chicas se han vuelto recatadas. Echo de menos algunos personajes secundarios de la serie que en la película están mermados a apariciones esporádicas, como los amigos gays; su relación hubiera sido muy divertida de ver. Y los dilemas sobre el amor de Carrie Bradshaw en "voz en off" siguen estando ahí, pero no son tan interesantes como en la serie.


Hay cosas que me gustan, como que la esencia de los personajes permanezca intacta, tanto que ni existe evolución en ellos. Carrie sigue siendo una egocéntrica, Samantha una salida, Miranda una escéptica y Charlotte una inocentona. Las actrices están muy cómodas con sus personajes, pues los conocen desde hace años. Me gusta la nostalgia que despertó en mí la sintonía de la serie al principio de la película. Algunos chistes están muy currados y después de todo, sigue siendo Sexo en Nueva York.

Sin embargo, hay cosas que se podían haber ahorrado. Me sobran unos 30 minutos de los 145 que dura la película. No es que sea aburrida, pero su duración no está justificada, más que una película parece una temporada resumida. Al final se hace un poco pesada. El problema del metraje lo podrían haber solucionado recortando las pasarelas de moda que salen en la película. Parece más una idea de márketing para anunciar diseñadores que otra cosa.

Por supuesto, me sobran esos innumerables modelitos que luce el cuarteto protagonista. En la serie iban bien vestidas salvo Sarah Jessica Parker en alguna ocasión, pero aquí resulta increíble lo horrible y estrafalaria que es la ropa que se ponen. Y por último, me sobran esos momentos supuestamente dramáticos que provocan risa, no sé si echos así a propósito.


A pesar de todo, la película hará las delicias de los seguidores (sobretodo seguidoras) nostálgicos de la serie. Si no eres un fan exigente mucho mejor. Pero si no te gustaba la serie, mucho menos la película. Enfúndate unos zapatos de Manolo Blahnik o huye.

***

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo con la crítica. La verdad es que la última media hora sobra porque, al final se me hizo un poco pesado y estaba deseando que acabara. ¿Lo mejor? Que se mantiene la esencia de la serie y la relación entre ellas que me encanta. Y lo peor: sin duda, el vestuario, es horrible.

Bea

Anónimo dijo...

En Sexo en NY no cabe la palabra horterada. En cuanto a la película se encuntra en un estilo muy definido y que encaja perfectaemnte con el público al que va destinada. Sin ser un refrito de la serie continua hasta llegar a un final (el mejor). Es una película adorable, sin más...
(Alex)

Grinch dijo...

Por cierto, se ha confirmado que habrá secuela....