16/4/16

La política honrada y su séquito

Parks and Recreation
Creador: Greg Daniels, Michael Schur
Int.: Amy Poehler, Nick Offerman, Aubrey Plaza, Chris Pratt, Aziz Ansari, Jim O’Heir, Retta, Rashida Jones, Adam Scott, Rob Lowe
Emisión: 2009 – 2015, NBC
7 temporadas

De un tiempo a esta parte, tenemos la impresión de que ser corrupto es un requisito indispensable para ser político de éxito en España. No obstante, en todas partes se cuecen habas, siendo la televisión el formato perfecto para indagar en las intrigas que rodean a aquellos que abusan del poder para conseguir sus propios fines con el bienestar social como excusa quimérica. Al tiempo que el político corrupto se convirtió en el nuevo anti-héroe favorito de América gracias a House of CardsThe Good Wife ofreció una visión del panorama más realista y la danesa Borgen causó sensación más allá de sus fronteras, Parks and Recreation llegó a su final, una sitcom cuya comedia surge de revertir la situación habitual: una política íntegra trabajando para una ciudad que no la merece.

Parks and Recreation2

En un principio, Parks and Recreation tenía que haber sido un spin-off de The Office, una de las series que mejor han funcionado en la NBC. Sin embargo, sus creadores decidieron finalmente producir una serie independiente, que mantendría el formato de falso documental y a un personaje protagonista ingenuo en un ambiente hostil e incrédulo. Así nació Leslie Knope, la directora del departamento de parques y tiempo libre de la ciudad ficticia de Pawnee, Indiana, enclave orgulloso de la masacre de la población india. La serie arranca cuando Knope es convencida por Ann, una enfermera que con el tiempo se convertirá en su mejor amiga, de convertir un solar abandonado en un parque, encontrándose con mil trabas de la administración municipal y de varios colectivos ciudadanos. Buena parte de su gracia reside en lo catetos y conservadores que resultan los habitantes de Pawnee y el desprecio que suelen expresar hacia Leslie, en contraste al profundo amor que siente ésta por su ciudad y sus ideas innovadoras y progresistas; la polémica de los Reyes Magos y el “No te lo perdonaré jamás, Manuela Carmena”, podría haber salido perfectamente de una de las tramas de la serie.

Gif Leslie Knope

Su primera temporada, de tan sólo 6 episodios, no causó buena impresión, sobre todo debido a las comparaciones odiosas con The Office. Afortunadamente, la cadena decidió darle una segunda oportunidad, renovándola por una nueva temporada completa de 24 episodios con la que los guionistas consiguieron remontar y meterse en el bolsillo tanto a la crítica como al público, que nunca fue mayoritario pero sí lo suficientemente entusiasta y fiel como para que la serie aguantase siete años en antena, pese a haber estado al borde de la cancelación varios años. La clave del éxito residió en dejar aparcada la trama de la construcción del parque para desarrollar a todos los personajes secundarios para que no fuesen meras comparsas de su protagonista, eliminar a unos pocos que no encajaban dentro de la dinámica grupal, añadir dos que sí lo hacían y, en definitiva, convertir Pawnee en un gran ‘happy place’, término del diccionario seriéfilo surgido a raíz de Community con el que se conoce a aquellas series que suponen un lugar donde los telespectadores se encuentran felices, a gusto y entre amigos.

Parks and Recreation3

Y es que resulta difícil no sentirse como en casa con un reparto y unos personajes tan entrañables como los de Parks and Recreation. Igual de complicado resulta no convertirse en fan de Amy Poehler, cuyo título de reina de la comedia ha ganado en buena parte gracias a su encarnación de Leslie Knope, pues consigue lo que parecía imposible, esto es, que un político nos caiga bien, al tiempo que nos transmite su idealismo exacerbado, la pasión por su profesión y por quedarse en vela, ya sea realizando un informe perfectamente detallado o preparando un regalo para sus amigos, sin que nunca nos resulte cansina o insoportable. No hay ningún personaje descolgado en el reparto de la serie, todos están perfectamente definidos (increíble que jamás haya ganado un premio a mejor reparto de comedia) y lo que pueda escribir aquí en unas pocas líneas no les hará justicia alguna. Quienes hayan visto la serie, sabrán que la imperturbabilidad de Ron Swanson (Nick Offerman), el desprecio infinito que siente April Ludgate (Aubrey Plaza) por todo el mundo  o la desfachatez de  Tom Haverford (Aziz Ansari) nos han brindado numerosos momentos hilarantes a lo largo de sus 7 temporadas que da para una sucesión interminable de gloriosos gifs.

Parks and Recreation1

Tampoco hay que olvidar a un Chris Pratt antes de convertirse en el héroe de acción favorito de Hollywood, cuando aún era el gordito gracioso secundario de muchas comedias americanas; su Andy Dwyer pasó de ser el novio jeta a convertirse en el niño grande más entrañable jamás visto en televisión. Y cómo no, a Jerry (Jim O’Heir), pues el mobbing al que es sometido este pobre y siempre bienintencionado hombre se convirtió en el mejor ‘running-joke’ de la serie. Por no hablar de las numerosas apariciones esporádicas de personajes memorables como Jean-Ralphio (Ben Schwartz), Mona-Lisa (Jenny Slate), Bobby Newport (Paul Rudd) o Tammy Two (Megan Mullally), y de cameos como el de la mismísima Michelle Obama.  Parks and Recreation está pidiendo a gritos que la rescate Netflix para ser sometida a un ‘binge-watching’, y así enmendar el error de que no se haya emitido en ningún canal de la televisión española…. porque lo de pedir que la clase política tome apuntes de Leslie Knope sería demasiado utópico.