19/4/16

O.C: Jesucristo Supestar (1973)

Poster Jesucristo Superstar¿De qué va?: La traición de Judas, la última cena, la crucifixión y todos los acontecimientos que marcaron los últimos siete días de vida de Jesús de Nazaret a ritmo de música rock.

Reputación: Adaptación cinematográfica de la exitosa obra homónima de Broadway con un repertorio de canciones compuesto por Tim Rice y Andrew Lloyd Weber que vendió millones de discos por todo el mundo. La idea de adaptarla a la gran pantalla fue propuesta a su director, Norman Jewison, durante el rodaje de El violinista del tejado (1971), y tras escuchar el álbum no tuvo duda alguna en ponerse manos a la obra. El reparto estaba compuesto principalmente por actores de la representación teatral: Ted Neely y Carl Anderson interpretaban respectivamente a Jesús y Judas, aunque en la versión de Broadway ejercían de actores suplentes (Neely ha encarnado a Jesús sobre las tablas aproximadamente durante 40 años). El rodaje se llevó a cabo principalmente en Israel y otros lugares de Oriente Medio, pero no en en la propia Jerusalén, sino en las ruinas de la antigua ciudad de Advat. Para prevenir la controversia que se podría generar por parte de la audiencia religiosa, el director optó por ambientar la película como una representación teatral llevada a cabo por un grupo de hippies viviendo plenamente el espíritu de la Era de Acuario. Además, algunas letras de canciones fueron cambiadas, tanto para enriquecerlas como para hacerlas más aceptables para el público cristiano. Fue nominada a 6 Globos de Oro y al Oscar a mejor canción, pero la película no obtuvo el mismo éxito que las representaciones teatrales, salvo en Chile, donde se mantuvo en cartelera durante dos años.

Jesucristo Superstar


Comentario: Jesucristo Superstar es la demostración de que una historia requete conocida puede ser contada de manera fresca y diferente, con un enfoque distinto que a su vez no trastoque su esencia más pura. En este caso, el optimismo, la esperanza, el amor y la rebeldía implícita en la historia de Jesucristo se impone al sentimiento religioso, la devoción y el sacrificio que exalta la Iglesia Cristiana de la misma. Vamos, que resulta totalmente coherente que una panda de hippies se haya adueñado de la crucifixión y la muerte del hijo de Dios para montar una ópera rock, con un reparto multiétnico vestido con los primeros trapos que pillaron, tanto túnicas como chalecos setenteros. Además, resulta muy interesante la cancha que se le da Judas y al conflicto moral que sufre por culpa del Mesías, las canciones son tremendamente pegadizas y mola mucho la encarnación festiva y lujuriosa que se hace de Herodes. En definitiva, un musical bíblico que hará las delicias de los infieles… pero tal vez no tanto de los devotos.

Próximo visionado: Nosferatu (1922)