31/10/15

Vampiros modernos

Poster Lo que hacemos en las sombrasUn equipo de documentalistas consigue acceso total a un pequeño grupo que forma parte de una sociedad secreta de Nueva Zelanda que realiza cada cierto tiempo un evento conocido como… LA MASCARADA DIABÓLICA. Se da el caso que ese grupo es, en realidad, una cuadrilla de vampiros que comparten casa, y que mostrarán a los reporteros que ser un chupasangre no se diferencia demasiado de ser una persona normal y corriente… salvo en lo de alimentarse de sangre humana y todo lo demás. Lo que hacemos en las sombras es una comedia de terror que gozó de un recorrido triunfal por festivales de todo el mundo durante el año pasado, consiguiendo premios en Sitges y Toronto. Tal es así que Marvel ya se ha fijado en uno de sus directores, Taika Waititi, para que se haga cargo de Thor: Ragnarok.

Lo que hacemos en las sombras

Cohen y su co-director, Jemaine Clement, son los creadores de Flight of the Conchords, una serie de culto demasiado alienada incluso para la HBO, que sólo le concedió dos años de vida. También tiene algo de televisiva Lo que hacemos en las sombras, pues está rodada como un mockumentary (sátira llevada a cabo empleando las técnicas del género documental), un formato que se ha puesto de moda gracias a series como The Office, Parks and Recreation o Modern Family. La gracia de la película reside en abordar la figura del vampiro, un personaje tan mitológico, seductor y misterioso, como si fuera un tipo de treinta y largos, no especialmente triunfador en la vida ni puesto en las nuevas tecnologías, que aún sigue viviendo con sus colegas, con los que se pelea para ver quién es al que le toca fregar los platos esta vez.

Lo que hacemos en las sombras2

Puede parecer una chorrada, pero lo cierto es que el invento funciona a las mil maravillas y es capaz de agradar tanto a los fans de los vampiros (que tengan sentido del humor) como a sus detractores. Lo cierto es que no se conforma con ser una parodia del universo vampírico, pues su trama, de desarrollo original y sorprendente,  se acerca más a las comedias sobre hombres con síndrome de Peter Pan,  en las que la camaradería entre colegas está por encima de todo lo demás. No encontrarán por ahí vampiros tan entrañables como esta cuadrilla, que producen una ternura semejante a la del reparto de Parks and Recreation, incluso cuando están cargándose a su nueva víctima. Lo que hacemos en las sombras es una de las películas más genuinamente divertidas del año, y una opción perfecta para pasar la noche de Halloween en grande.

8/10