16/12/12

Compadres y sabuesos

Poster 700x1000 AF

Dir.: David Ayer
Int.: Jake Gyllenhaal, Michael Peña, Anna Kendrick, Natalie Martinez, America Ferrara, Frank Grillo, Cody Horn, David Harbour
¿De qué va?: Taylor y Zavala son dos jóvenes policías de Los Ángeles que se dedican a patrullar en las calles más humildes del sur de la ciudad. Sus vidas se pondrán en peligro después de confiscar un alijo de dinero y armas de un cártel de la droga durante un control de tráfico.

Reseña: Training Day fue hace 11 años un hito dentro del género policiaco que le reportó a Denzel Washington un Oscar por su convincente papel de madero de moralidad difusa. Años más tarde su guionista, David Ayer, dio el salto a la dirección con Vidas al límite, a la que le siguió Dueños de la calle, dos thrillers policiacos ambientados en la ciudad de Los Ángeles que al igual que Training Day mostraban, aunque no con tanto acierto, los claroscuros del departamento de policía en su lucha contra la droga y la delincuencia en las calles.

Sin tregua3

Sin tregua cierra la trilogía de Ayer al abarcar el mismo tema pero desde un ángulo más cercano y realista. Esto último lo intenta conseguir de dos formas: poniendo especial atención en la relación y el compañerismo de la pareja de policías protagonista y utilizando el estilo de ‘metraje encontrado’ que tan de moda se ha puesto en los últimos años, con los personajes grabando la acción a través de sus propias cámaras. Mientras que lo primero funciona estupendamente y se convierte fácilmente en el motor de la película, lo segundo no acaba de quedar del todo bien porque en muchos momentos Ayer se hace la picha un lío y utiliza planos “artificiales”, resultando ser un recurso estilístico y narrativo cuya utilización no queda del todo implementada ni justificada, además de que provoca confusión durante las secuencias de acción.

Sin tregua2

Como ya he dicho, Jake Gyllenhaal y Michael Peña son el combustible de la película, no ya porque estén muy convincentes como policías sino porque su relación fraternal se siente muy auténtica, con su camadería y esas conversaciones que mantienen durante su patrulla en las que bromean mientras hablan de mujeres, familia, trabajo, del futuro… cosas normales y corrientes que tampoco llegan a ser aburridas gracias al carisma de ambos actores y a la química que hay entre ellos. Y entre los secundarios conviene destacar a Anna Kendrick, tan entrañable como siempre, y a America Ferrara en un papel muy diferente al de Ugly Betty.

Sin tregua

Sin tregua carece de las dobles lecturas, reflexiones morales o críticas al sistema que tenía Training Day. Es una película sobre la lucha entre unos policías muy buenos y dedicados frente a unos traficantes muy chungos, barriobajeros y pertenecientes a una minoría étnica. Lo que hay es lo que ves, y aunque se le pueda acusar de simplista y poco innovadora jamás se podrá decir de ella que es lo mismo de siempre porque pocas películas policiacas le ponen tanto cariño a los personajes, al menos, a los del bando de los buenos. Gustará mucho a los fans del género, pero también a sus novias y a algún que otro forastero.

6’5/10