18/1/12

Ajedrez de nivel medio

Poster Sherlock Holmes juego de sombras

Dir.: Guy Ritchie
Int.: Robert Downey Jr., Jude Law, Noomi Rapace, Jared Harris, Stephen Fry, Kelly Reilly, Rachel McAdams
¿De qué va?: Varios sucesos extraños están aconteciendo alrededor del mundo: asesinatos, explosiones, conflictos entre países… Nadie ve relación entre ellos salvo Sherlock Holmes, que cree saber quien está detrás de todo: el profesor Moriarty, quien no sólo está al mismo nivel intelectual de Holmes, sino que posee una gran capacidad para hacer el mal con una absoluta falta de escrúpulos.

Reseña: Hace dos años, Guy Ritchie sorprendió a propios y a extraños con su hiperbólica y estilosa revisión del detective británico más famoso del mundo. Ahora nos llega su inevitable continuación, bautizada como Sherlock Holmes: Juego de sombras, la cual sufre del síndrome de la ‘secuelitis aguda’. Abro paréntesis para explicar este fenómeno: la industria del cine cree que el éxito de una segunda parte consiste en coger lo que hizo que la original funcionara y elevarlo al cuadrado, en otras palabras, ofrecer lo mismo pero el doble de espectacular. Los resultados en taquilla parecen respaldar esta teoría, sin embargo, la calidad de la franquicia se resiente con cada nueva entrega. Piratas del Caribe y Transformers sufren de este síndrome, todo lo contrario al Batman de Christopher Nolan, pues El caballero oscuro supo mantenerse fiel a su antecesora al tiempo que aportó novedades, consiguiendo que la película se sostuviera por sí sola.

Sherlock Holmes

Cierro paréntesis. Pasado el efecto sorpresa, el mayor atractivo de la nueva aventura del renovado Sherlock es la introducción de su archienemigo, Moriarty (efectivo y turbador Jared Harris), que pone al detective en jaque con su trama conspiratoria a través de varios países europeos. Para que parezca que el asunto es más complicado de lo que en realidad es, los personajes corren de un lado a otro movidos por las rápidas y enrevesadas deducciones de Holmes, sin que nos de tiempo a procesar cómo el inglés ha podido llegar a tales conclusiones. Las peleas en flashforward y la cámara lenta vuelven a estar presentes pero su uso y abuso llega a saturar, aunque por medio de ellas se consigan secuencias tan vibrantes como la de la huida por el bosque, frenética y estilizada aunque sobrecargada de  explosiones y ralentizaciones.

Sherlock Holmes3

Por su parte, el Sherlock Holmes que le valió un Globo de Oro a Robert Downey Jr. va camino de seguir los pasos de Jack Sparrow, que pasó de ser un personaje carismático y divertido en la primera Piratas del Caribe a convertirse en una caricatura de sí mismo en la tercera entrega. La vena payasa de Holmes ha aumentado con respecto al filme original y aunque no sobrepasa el límite le falta poco. Jude Law sigue dándole la réplica perfecta, mientras que Noomi Rapace ocupa el puesto de protagonista femenina dejado por Rachel McAdams, que se limita a una pequeña intervención. Por mucho que le quieran dar relevancia en el guión, el personaje de Rapace es fácilmente prescindible, sobre todo porque en la historia ya existe una pareja central que desprende química por los cuatro costados  y cuya relación es el eje central de la historia, pero parece que el toque femenino es algo indispensable aunque acabe resultando accesorio. Stephen Fry como el hermano mayor de Holmes, Mycroft, está tan divertido como desaprovechado.

Sherlock Holmes2

Sherlock Holmes: Juego de sombras discurre por derroteros amenos y aparatosos pero de un perfil más bien bajo si lo comparamos con su antecesora, aunque consigue un potente clímax en su tercer acto, en el que los intelectos de Holmes y Moriarty se baten en un duelo definitivo. Además, situar la trama en los albores de la 1ª Guerra Mundial supone todo un acierto y el diseño de producción sigue siendo portentoso. Como ven, no nos encontramos ante una secuela atroz pero resulta perezosa y poco creativa, quizás por la rapidez con la que la han producido para no perder a su potencial audiencia. Las prisas, que son malas consejeras.

6/10

4 comentarios:

Jesús Fariña dijo...

Felicito el trabajo de tu blog, te incluyo en mi blogroll para mejor seguimiento, un saludo.

Elemental_mi_querido_Cachetón dijo...

Esta es la mejor reseña que has escrito en mucho tiempo, coincido contigo en todo... Jajaja

La escena del bosque es magistral, lástima que llegue después de quince escenas de acción a cámara lenta.

La locura e histrionismo de Holmes llega a aburrir, con lo que me había gustado la primera... Para mí se han cargado la saga.

Calmaré mi sed de misterios detectivescos viendo la serie que ha empezado en Antena 3. Jajaja

Chechinho dijo...

Buf, la primera ya era floja para ser de Ritchie, así que ésta... no sé si la veré siquiera.

Neurotic Marianita dijo...

Todos sabemos que Dr. House está basadon en Holmes. Lo curioso es que esta versión parece hacer que Holmes se parezca a House: cínico, con su dosis de humor negro, solitario, pero con cierto charm que hace que uno no lo odie.