26/2/13

Muerte entre líneas

Poster 7 psicopatas

Dir.: Martin McDonagh
Int.: Colin Farrell, Sam Rockwell, Christopher Walken, Woody Harrelson, Tom Waits, Abbie Cornish, Olga Kurylenko
¿De qué va?: Marty es un guionista que no encuentra inspiración para su nueva historia, titulada Siete psicópatas. Su mejor amigo es Billy, un actor sin empleo que se dedica a secuestrar perros junto a su socio Hans para luego entregarlos y conseguir el dinero del rescate. Cuando roban el amado perro de un peligroso gángster, Marty encontrará la inspiración que necesitaba para su guión.

Reseña: Escondidos en Brujas fue la ópera prima de Martin McDonagh, una atípica película que combinaba comedia negra,  drama y violencia y que además nos descubrió las dotes cómicas de Colin Farrell, por las que ganó un Globo de Oro al año siguiente. Los cineastas que realizan un gran debut tienen que tener mucho cuidado con su siguiente trabajo, pues no han sido pocos los que no han podido mantener el listón alto (que se lo pregunten a Richard Kelly). McDonagh da su segundo paso con Siete psicópatas, para la que ha vuelto a contar con Farrell y con un guión escrito con su puño y letra.

Siete psicopatas3

Siete psicópatas mantiene algunos de los elementos más característicos de Escondidos en Brujas: personajes patéticamente cómicos y atormentados, pequeños pero sangrientos brotes de violencia, diálogos ágiles y agudos… pero ahora todo está dirigido hacia la parodia autoconsciente del cine de acción más ramplón y a sus lugares comunes, como los tiroteos finales, las frases sentenciosas o la función de florero que suelen realizar las actrices (plasmada en las anecdóticas intervenciones de Abbie Cornish y Olga Kurylenko). El metalenguaje cinematográfico da lugar a una entretenidísima historia sobre una espiral de violencia más fantaseada por sus dementes personajes que coherente con la hastiada vida real en la que se encuentran.

Siete psicopatas2

El descubrimiento de las identidades de los siete psicópatas a los que hace referencia al título y los antecedentes de cada uno de ellos es muy recurrente y se nota que los actores que los encarnan se lo pasan pipa entre tanto desfase, con cameos curiosos incluidos. Colin Farrell encarna al álter ego de McDonaugh (no por casualidad se llama Marty) pero él funciona más bien de cronista de los acontecimientos, puesto que es en un desatado, enajenado y estupendo Sam Rockwell en el que recae casi todo el peso de la trama. Hacía tiempo que Christopher Walken no interpretaba un papel que exprimiera todo su potencial, mientras que Woody Harrelson también está en su salsa. Merece una mención el perro que desencadena toda la acción, no hace nada especial pero como dice Rockwell en determinado momento, es un perro muy molón.

Siete psicopatas

Siete psicópatas es al cine de acción lo que Scream al de terror, no se conforma con ser una simple parodia sino que crea una historia original en el que las referencias están plenamente justificadas. Tiene ecos del cine de Tarantino, Guy Ritchie y los hermanos Coen que se perciben en estupendas secuencias como la tensa conversación entre Harrelson y la esposa de Walken o la matanza imaginaria, pero nunca llega a ser un pastiche, aunque como dijo el crítico de The Hollywood Reportar “hay más ingenio que sustancia” en la película, dada su falta de pretensiones y su empeño en resultar ocurrente constantemente. No resulta tan satisfactoria como Escondidos en Brujas, pero confirma a Martin McDonagh como un talentoso director y guionista de cine de acción de culto.

7’5/10