9/11/09

WET: ¡Vuestros miembros amputados ahora me pertenecen!


Gato jugón

Hoy inauguro una nueva sección en el blog dedicada a otra de mis grandes aficiones desde que era un peque: los videojuegos. Hacía tiempo que lo estaba maquinando y al final me he decidido por abordar el tema haciendo hincapié en los aspectos cinematográficos y en la jugabilidad de los mismos, pero no van a ser análisis a fondo porque no me veo capacitado (para eso está Meristation). En cualquier caso, los juegos que abordaré serán sólo de la Xbox 360, pues soy un orgulloso poseedor de esta consola, aunque algunos de los títulos que comentaré están disponibles en multiplataforma, como el que les voy a hablar a continuación:


WETEl juego: WET es una expresión que significa tener las manos  manchadas de sangre, pero también es el título de un juego que combina acrobacias, disparos y mucha sangre con una marcada estética retro. La protagonista de la historia es Rubi Malone, una letal cazarrecompensas con una gran habilidad para asesinar haciendo uso de sus pistolas y de su katana. Aquí el argumento es una excusa no muy elaborada para dar rienda suelta a la acción, el principal atractivo del juego, ya que manejando a Rubi podemos realizar un gran número de acrobacias a cámara lenta mientras disparamos para aniquilar a nuestros numerosos enemigos: saltar, correr por paredes, arrastrarse por el suelo… no hay superficie que se nos resista. 
Como va siendo habitual en este tipo de juegos, encadenando muertes acumulamos puntos que podremos canjear por nuevas habilidades o mejoras para nuestras armas.
 
WET1

Referencias cinematográficas:
WET bebe directamente de las fuentes de Quentin Tarantino, en especial de Kill Bill: la secuencia de la pelea con los 88 maníacos tiene mucho que ver con el reguero de sangre que se va dejando en el juego. Hasta el repertorio musical parece estar acorde con el gusto del director de Malditos bastardos. Por otra parte, WET tiene una estética muy Grindhouse, la calidad de imagen es como la de una película antigua y hasta tiene momentos en los que vemos que el negativo se corta para introducir anuncios publicitarios “clásicos”. Y por supuesto, la cámara lenta se la debemos a Matrix, un recurso que se sigue explotando sin rubor tanto en el cine como en los videojuegos.

Kill Bill

Lo mejor:
Atractiva protagonista, ambientación muy cuidada y buenos momentos de diversión rebanando cabezas o acribillando matones mientras se encadenan piruetas en el aire. No es mal remedio para aliviar tensiones.
 
WET2

Lo peor:
Si se lleva un rato jugando puede volverse monótono. Es corto, aunque conseguir todos los logros lleva un tiempo. El doblaje en español es pésimo, la voz que le pusieron a la protagonista roza el ridículo; lástima que no se pueda escuchar la versión original, que cuenta con las cuerdas vocales de Eliza Dushku (Dollhouse, Buffy cazavampiros) y dista mucho del trabajo de la dobladora española. En este caso, hubiera preferido que comercializaran el juego sólo con los subtítulos en español.

2 comentarios:

Daphne dijo...

No es un shooter, ¿verdad? ¿Es más tipo Devil May Cry en lo que respecta a la manera de mover el personaje? Es que odio los shooters, pero WET tiene buena pinta...

Blanch dijo...

No no es un shooter, es del tipo Devil May Cry pero se parece más a Max Payne por los momentos de acción a cámara lenta y al Tomb Raider porque también hay un poco de plataformas pero no muchas. WET está bien pero como he dicho se puede volver repetitivo y se hace corto.

Un saludo!