21/11/09

El Apocalipsis… ¿definitivo?

2012poster
Dir.: Roland Emmerich
Int.: John Cusack, Chiwetel Ejiofor, Amanda Peet, Oliver Platt, Thandie Newton, Thomas McCarthy, Woody Harrelson, Danny Glover
¿De qué va?: Como los mayas predijeron, el mundo dejará de ser tal y como lo conocemos en el 2012, año en el que se producirá un cataclismo global que acabará con la civilización.

Opinión: ¿Quedará alguna otra forma de acabar con la Tierra que no hayamos visto en el cine? Lo dudo, y es que en Hollywood les encanta imaginar formas de destruir nuestro planeta, cuanto más espectaculares y salvajes mejor. A Roland Emmerich se le podría considerar como uno de los abanderados del cine catastrofista, pues parece que disfruta en sus películas atentando contra monumentos emblemáticos edificados por el hombre (El día de mañana, Independence Day, Godzilla…). Asombrosos espectáculos de pirotecnia digital pero vacíos de contenido.

2012.2 
Con semejante currículum ¿alguien se podía esperar algo diferente de 2012? No nos llevemos a engaños: la película son casi dos horas y media de pura diversión culpable. Desde que comienzan a agrietarse las calles de California (Estados Unidos, ¿dónde si no?) la acción y la destrucción no decaen hasta el epílogo. Los efectos especiales son alucinantes y captan nuestra atención en todo momento. Sin embargo, la aniquilación de la humanidad no siempre es tan dramática como debería. Hay golpes de humor que a veces sirven para aliviar tensiones, pero en otros momentos parece que los propios personajes no se están tomando en serio lo que está pasando a su alrededor, aunque los actores lo intentan.

2012.1 
Para disfrutar de la película sin mantener el ceño fruncido durante todo el metraje hay que hacer un gran esfuerzo de credulidad. El guión está plagado de extrañas coincidencias que sirven para que los protagonistas no acaben aplastados o achicharrados a la primera de cambios. ¿Podían habérselo currado más para que no sonora todo tan trillado? Probablemente, pero no olvidemos con quién estamos tratando. Tampoco debería sorprendernos que el mensaje de ensalzamiento a la familia tradicional unida y a la solidaridad humana en tiempos de crisis huele que apesta, pero ahí sigue, inquebrantable.

2012.3 
Que 2012 sea justamente lo que esperábamos, para lo bueno y para lo malo, no quiere decir que tengamos que ser indulgentes. El filme es uno de los espectáculos visuales más impresionantes del año, vale, pero eso no quita que la trama haga aguas por los cuatro costados.  Para ver cómo actuaríamos realmente las personas si el mundo se fuera al garete tendremos que esperar a otra ocasión… quizás dentro de tres años…

***

2 comentarios:

neferett dijo...

jajaja... que mal rollo tu última frase... :O

Mundo C. dijo...

jajaja muy buen artículo, de acuerdo!. Si te interesa justamente hice la crítica, la tuve que hacer de esta manera porque realmente daba para la risa.