11/12/07

La brújula que te deja tirado a mitad de camino



La brújula dorada pertenece a un reciente filón de adaptaciones a la gran pantalla de exitosas novelas de corte juvenil. No es tan insufrible como algunas de sus predecesoras, pero viene con el inconveniente de que pertenece a una trilogía premeditada y eso la convierte en una película incompleta, ya que no cierra la mayoría de sus tramas, dejándolo todo en el aire para una prometida secuela que no es seguro de si llegará teniendo en cuenta que la película no ha rendido como se pensaba en la taquilla de los EE.UU.



Mientras se confirma o no la secuela y calculando que tardará unos 2 o 3 años en gestarse, los que se hayan interesado realmente en la historia que se queda incompleta acabarán por leerse primero las novelas (cosa que problablemente haga yo mismo). Y es que el universo creado para la novela/película es bastante peculiar, con esos habitantes que conviven con los daemons durante toda su vida, siendo un tema muy bien explicado en el film (mejor de cómo podría explicarlo yo seguro) y gracias a la informática son unos animales muy reales, destacando los momentos en los que se transforman en otro animal diferente (de verdad, que es una larga historia, mejor vean la película). A grandes rasgos, el apartado técnico está a la altura de las circunstancias.



En cuanto al reparto, destacaría a Nicole Kidman en su papel de villana, aunque no esté tan explotada como se merece en las próximas entregas seguramente dará mucho más juego. La niña protagonista está bastante bien (¡se parece a Sarah Polley en pequeño!) y el resto de personajes tampoco es que destaquen mucho. Daniel Craig apenas se asoma en un par de escenas.



En definitiva, la peli está bien aunque tampoco es ninguna maravilla. No deja huella pero sí te deja con la intriga suficiente como para querer saber cómo avanza la historia. En cuanto a la polémica de que el maléfico Magisterio tiene muchas semejanzas con la Iglesia Católica... En fin, seré un malpensado pero la comparación es inevitable. Aunque no acaben de mojarse del todo.

***

2 comentarios:

Roke dijo...

Espero que a estas fechas hayas leído la trilogía ya.
Las comparaciones son inevitables porque el Magisterios ES la Iglesia Católica de ese mundo paralelo, en los libros es mucho más directa la crítica feroz a la Iglesia, en la película lo han intentado suavizar demasiado, un fallo.
Quisieron hacer una película apta para niños y adultos y al final no gusta a ninguno de los dos colectivos, debieron arriesgarse a hacer una película más adulta, más larga y fiel al libro, y habría quedado una obra maestra.
Si todavía no te los has leído, no esperes más, aunque la película intentaba aprovechar el tirón Harry Potter y El señor de los Anillos, La materia oscura (el nombre de la trilogía, compuesta por Luces del Norte, La Daga y El Catalejo Lacado) es infinitamente superior.

Un saludo ;)

Blanch dijo...

Aunque me de un poco de vergüenza admitirlo dadas las fechas en las que escribí esta reseña, aún no me he leído los libros, y ya parece bastante claro que la franquicia cinematográfica no continuará, así que me lo apunto para leerlos que no me acuerdo muy bien de la película, así no me sonará a 'deja vu' jeje.

Saludos!