31/8/17

10 años de blanchismo

10 años


“Bienvenidos a mi blog. Hasta que no aprenda a exprimir las posibilidades que se me ofrecen no habrá mucho, pero con un poco de tiempo espero sentirme como en casa.”

Con estas palabras comencé hace una década a escribir lo que en aquel entonces se llamaba “Blog de un Grinch Cinéfilo”, explicando como buenamente supe hacer por aquel entonces quién era yo y de qué iba a hablar en ese pequeño rincón de Internet. Volviendo a leer esas líneas siento que me estaba disculpando de antemano diciendo cosas como “no estoy rico y no me puedo permitir ver todas las películas que se estrenan y no me las bajo porque ando escaso de memoria en el ordenador”, o que no me consideraba un “máster en la materia”. Diez años y 2134 entradas después, el Grinch ha pasado a ser Blanch, el otro fanboy, y aunque ahora sí que haya un trozo de papel que diga que poseo un máster en cinematografía, aún siento esas ganas locas que sentí en el 2007 de formar parte de la comunidad cinéfila, de aprender viendo cine y escribiendo sobre él, y tal vez sea por eso que este blog aún esté en activo a día de hoy, aunque ya no tenga el tiempo libre que me otorgaba mi vida de estudiante y ocasional trabajador a tiempo parcial para dedicárselo a él.

En este cumpleaños tan especial quiero agradecer a todos aquellos que han dedicado aunque sea un minuto de su vida a leer lo que escribo aquí, a todos aquellos seguidores que se fueron, a los que permanecen y a los recién llegados, porque siempre es de recibo saber que, dedicándole tiempo a esto, no sólo vuelco todo lo que me transmite e inspira la ficción cinematográfica y televisiva, sino que puedo hacer que alguien pueda descubrir una película o serie que desconocía, o descubrirle una interpretación del film de la que no se había percatado durante el visionado, o generar un sano debate. A todos, infinitas gracias, pero sobre todo a tres personas en particular que han sido los mayores apoyos que ha recibido este blog en distintas épocas de los últimos años: al Cachetón, porque siempre será el primer seguidor, el primer consejero, el primer apoyo y el que daba vida y color a este blog con sus comentarios; a Chechu, que elevó este blog con su rincón a cotas de calidad literaria a las que jamás hubiese podido aspirar, todo un honor y un orgullo haberle dado cobijo durante ese tiempo; y por último, a Luis Ogando, que siempre está ahí, incluso a horas intempestivas, para darme ideas y opinar sobre cosas tan absurdas como los títulos de las reseñas, y que siempre tiene palabras bonitas con las que animar a un servidor a seguir escribiendo.

Gracias también a las personas que han nutrido mi cinefilia a lo largo de estos años: Woody Allen, Sofia Coppola, Spike Jonze, Wes Anderson, Darren Aronofsky, Nicole Kidman, Julianne Moore, Angelina Jolie, Jake Gyllenhaal, Natalie Portman, Kirsten Dunst, Keira Knightley, Ryan Gosling, James Gray, Marion Cotillard, Jonás Trueba, Hong Sang-soo, Isabelle Huppert, Meryl Streep, Michael Fassbender, Jessica Chastain, Ewan McGregor, Kate Winslet, Clive Owen, Amy Adams, Denis Villeneuve, Charlize Theron, Tom Hardy, Scarlett Johansson, Raúl Arévalo, Carey Mulligan, Gemma Arterton, Sienna Miller, Wong Kar-wai, David Fincher, Joe Wright, Mark Ruffalo, Anne Hathaway, Mike Mills, Rooney Mara, Cate Blanchett, Joaquin Phoenix, Emma Stone, Jennifer Lawrence, Christopher Nolan, Rachel Weisz y muchísimos más que nutren con su trabajo esa amalgama de pasión cinéfila conocida como blanchismo.

Mi actual situación laboral me impide dedicarle todo el tiempo que me gustaría al blog, de ahí que, si quería seguir con él, tuviese que sacrificar algunas de sus secciones para quedarme con lo esencial y su principal razón de ser: reseñas de estrenos y clásicos. No siempre ha sido fácil, no siempre he tenido ganas de escribir, y dudo mucho que dentro de diez años siga escribiendo por aquí, aunque quién sabe… ¡cuando comencé tampoco pensaba que iba a aguantar tanto! Pronto tendremos nuevas crónicas de festivales del amigo Carlos Rodríguez y seguiremos haciendo lo que más nos gusta hacer, que no es otra cosa que vivir, hablar, escribir y sentir por y para el Séptimo Arte. Gracias a todos de corazón por esta década de cine.

Tean Years

1 comentario:

mge dijo...

Felicidades!

Es bueno ver que todavía hay vida en la blogósfera.

Saludo!