7/9/12

Jack y sus hermanas

Poster El amigo de mi hermana

Dir.: Lynn Shelton
Int.: Emily Blunt, Mark Duplass, Rosemarie DeWitt
¿De qué va?: Jack no levanta cabeza desde que su hermano murió hace un año, así que decide aceptar la invitación de su mejor amiga, Iris, de pasar una semana de reflexión en la casa familiar que tiene ésta en una isla lejana. Al llegar, Jack descubre que la casa ya está ocupada por Hannah, la hermana de Iris, que también se ha refugiado allí para olvidar sus penas.

Reseña: El cine indie americano se ha autoproclamado la versión diferente, realista y liberal del cine de Hollywood, pero mucho se le ha criticado por anclarse en su postura alternativa, recreándose en sus escasos medios, en la dirección a contracorriente y en personajes estrafalarios que actúan como si no fueran de este planeta. Al final ese realismo tan ansiado se convierte en ciencia ficción. Puede que con El amigo de mi hermana el cine indie haya alcanzado un punto de inflexión, o de madurez, porque si bien es verdad que sigue arrastrando algunos de los tics propios de su estirpe, podríamos decir que con muy poco logra muchas cosas.

El amigo de mi hermana

Naturalidad es la palabra que mejor define a la película, y es que todo se desarrolla de forma lógica, espontánea y sencilla. Parece ser que la directora y guionista, Lynn Shelton, sólo escribió un boceto del guión para dejar que los actores trabajaran sus personajes e improvisaran, y eso se nota en el filme porque hay veces que incluso se pisan las frases los unos a los otros y se responden como lo haría cualquier persona normal, a veces con algo ingenioso que se les ocurre sobre la marcha y otras con una simple afirmación. Shelton ha tenido la suerte de contar con tres actores tan dotados como son Emily Blunt, Rosemarie DeWitt y Mark Duplass, pues salen muy airosos de un gran reto interpretativo creando unos personajes tridimensionales a los que se les puede coger cariño fácilmente.

El amigo de mi hermana2

La comedia y el drama se mezclan en consonancia hasta llegar al núcleo del conflicto de la película, que parece que se resuelve con bastante facilidad, pero la verdad es que personalmente agradezco que se solucione sin montar una gran tragedia y exagerando las reacciones como suele ocurrir. Los tics de los que hablaba en el primer párrafo son pequeños detalles que se repiten en este tipo de cine y que en esta ocasión no chirrían demasiado, como puede ser la condición aburguesada de los personajes (afortunadamente aquí no se ponen a disertar sobre arte ni nada así) o el desenlace abierto para que cada uno interprete lo que quiera. Puede que lo que venga después de esos puntos suspensivos no sea importante para el mensaje de la película, pero nunca está de más ofrecer un final a los espectadores cuando es oportuno. Martha Marcy May Marlene, Shame o Take Shelter sí que salían muy beneficiadas de la incógnita final, pero en El amigo de mi hermana no lo considero necesario.

El amigo de mi hermana3

El amigo de mi hermana es una pequeña gran película que transcurre la mayor parte del tiempo en una cabaña situada en un paisaje precioso y que está construida sobre los secretos y mentiras de tres personas que intentan paliar las pérdidas sufridas en sus vidas intentando aferrarse a algo que podría traer terribles consecuencias para su allegados. ¿Acaso no eso es lo que hacemos todos, cicatrizar heridas y buscar nuestra felicidad particular? Pocas películas tienen diálogos tan naturales, ocurrentes y emotivos sin llegar a la náusea que recojan los anhelos e inseguridades emocionales de todos nosotros.

7’5/10