13/4/10

El peor enemigo de Supernanny


Poster solo ellos


Dir.:
Scott Hicks
Int.: Clive Owen, George McKay, Nicholas McAnulty, Laura Fraser, Emma Booth, Julia Blake, Natasha Little
¿De qué va?: Tras el fallecimiento de su segunda esposa, el periodista deportivo Joe Warr tiene que hacerse cargo él sólo de su hijo de seis años y de otro de catorce de un matrimonio anterior. Sin saber muy bien cómo ejercer de padre y madre a la vez decide imponer una ley basada en el “di que sí”.

Opinión: Clive Owen protagoniza y produce Sólo ellos (The Boys Are Back), una de esas películas que vienen acompañadas con la manida frase “Basada en una historia real” que hace tiempo ya que dejó de ser un reclamo para atraer al gran público a las salas… Ahora sería “Rodada con la tecnología 3D de James Cameron” pero esa es otra historia que no viene a cuento.

Solo ellos3 
Las películas basadas en hechos reales se pueden clasificar en tres subgéneros: biopics de celebridades, historias de miedo y personas anónimas que logran grandes hazañas. Sólo ellos entraría en esta última categoría, pues es una adaptación de las memorias de un señor cuyo gran logro consistió en… (mal)educar a sus hijos sin una figura materna al lado. No parece gran cosa, pero como el propio protagonista dice en un momento de la historia “es más difícil de lo que parece”.

Solo ellos2 
Así pues, el filme hará las delicias de aquellas madres que se sienten infravaloradas ante una sociedad que adjudica la educación de los hijos directamente a ellas, dejando al padre como una figura de autoridad que se dedica a traer el pan a casa y poco más. Son modelos de familia muy arcaicos, lo sé, pero lamentablemente siguen muy vigentes hoy en día. La película aborda principalmente las dificultades de la educación monoparental, descuidando otros temas que salen a colación (la actitud del hijo menor ante la muerte de su madre, la abuela que intenta reemplazar a su hija ausente…), lo que provoca que tanto la historia como su mensaje acaben por reincidir una y otra vez en lo mismo.

Solo ellos 
Menos mal que Sólo ellos nunca llega a ser el telefilme de lágrima fácil que podría haber sido (el fantasma de la madre a punto estuvo de echarlo todo a perder); la sólida interpretación de Clive Owen y de sus hijos en la ficción, la música de Sigur Ros y la fotografía que realza los bellos parajes salvajes de Australia marcan la diferencia, aunque no sean capaces de hacer de la película algo verdaderamente remarcable.

6/10

1 comentario:

daniel dijo...

Hey, recien conozco tu blog, se lo ve muy bien, me pasaré seguido por aquí.

Saludos!