27/11/08

Las series que marcaron mi infancia


La televisión está tan arraigada a nuestras vidas que somos capaces de relacionar una etapa de nuestra vida con la programación a la que estábamos enganchados, me refiero claro está, a los que crecimos cuando la caja tonta estaba totalmente integrada en nuestras casas.
Como muchos de ustedes, tengo buenos recuerdos de los programas de televisión que veía de pequeño, sobretodo series de dibujos animados que me hacían levantarme un sábado de madrugada para poder verlos. Vamos a hacer un repaso de aquellas series que formaron parte de mi desarrollo personal y que gracias al maravilloso Internet y a la maravillosa gente que comparte archivos por la red, he podido recuperar algunas de esas pequeñas joyas para poder disfrutarlas otra vez.


La serie que marcó mi infancia fue sin duda Power Rangers, de lo cual me avergüenzo un poco, pues era un total freak de la serie. Desde tener todos los muñecos hasta querer cambiar mi nombre por el de Rocky. Fui dos veces al cine a ver la película, tenía los juegos de la Megadrive, la serie grabada en varias cintas de video... Los Power Rangers originales causaron furor en mi época, luego salieron algunas variantes que no acabaron de captar a los chavales. Claro que ahora veo algún capítulo o la propia película y me parece un cagarro de proporciones épicas, pero el valor sentimental sigue estando ahí aunque muy enterrado...

Otra serie que me flipaba y que he podido recuperar vía Internet es la de Batman. Unos dibujos animados nacidos a partir de las películas de Tim Burton y que a pesar de ir destinados a un público infantil, mantenían la esencia del personaje intacto con una oscuridad y seriedad totalmente opuesta a la rídicula serie de acción real de los años 60. Ganó un premio Emmy a la mejor serie de dibujos animados y es considerada como la mejor recreación del Batman original. Una serie imprescindible para cualquier fan del Hombre Murciélago que se precie.


Desde pequeño me empecé a interesar por el manga gracias a dos series: Dragon Ball y Ranma. De la primera no hace falta carta de presentación, la segunda ya no es tan conocida por estos lares, y eso que la ponían tanto como Chicho Terremoto (otra que estaba genial). Ranma era un chico que tras caer en un estanque maldito se convertía en chica cuando se mojaba con agua fría para luevo volver a ser chico con agua caliente. Su relación amor-odio con Akane es antológica, no se sabe si conseguirán superar todas las barreras que los separan hasta el último capítulo, el ciento sesenta y pico. ¿Lo conseguirán? Aún me queda ver media serie para averigüarlo porque de pequeño nunca llegúe a ver el final...



El otro día me llevé una gran sorpresa al ver que Telecinco va a emitir otra de las series a las que estaba enganchado en mi infancia y que muchos tenían olvidada. Se trata de Animaniacs, producida por el mismísimo Steven Spielberg y protagonizada por los hermanos Warner (Yakko, Wakko y Dot), tres animales inclasificables que no paraban de hacer gamberradas a diestro y siniestro, por lo que los estudios de la Warner Bros los encerraban en un tanque de agua para que no pudieran salir (no es tan trágico como parece, en cada capítulo se escapaban). Son míticos los conciertos de eructos de Wakko, a continuación pueden deleitarse con uno de ellos:



Pero los hermanos Warner no eran los únicos personajes de Animaniacs, pues la serie estaba compuesta de varios cortos protagonizados por otros personajes inolvidables como son los tres palomos, tía Slappy y Skippy o Pinky y Cerebro, quieren consiguieron tener su propio spin-off. ¿Quién no recuerda a estos dos ratones de laboratorio que cada noche intentaban conquistar el mundo? Qué grandes....


Estas de las que les he hablado son algunas de las más representativas, son tantas (se me han quedado en el tintero algunas míticas como Punky Brewster, Cosas de casa o Alf) que dan para una segunda parte de esta entrada que probablemente haré más adelante. También podría hablar sobre las que nunca llegué aficionarme como Heidi o Pipi Calzaslargas porque me aburrían a más no poder. ¿Acaso alguien aguantaba a esa pelirroja sabionda?

4 comentarios:

Cris Giraluna dijo...

Yo no soportaba a Pipi, y a Heidi tampoco. Sin embargo, Heidi-onda no me cae tan mal, fijate! jajaja...

Pero Punky...!!! Punky!!!! No te perdono que no hayas hecho una mención mayor en el blog.. ¡me indigno!... pero bueno... Se te quiere. xD


Besossss

Luis dijo...

Los power rangers.. omg, creia estar enamorado de kimberly, que inocente era yo.. La película me la tragué, como mínimo 50 veces, yo tenía todo, los muñecos que cambiaban de cabeza, los zords, el centro de mandos.. era un FREAK con todas las letras.. gracias por recordarmelos

Cachetitos dijo...

Jooo yo tb era super freak de los Power Rangers, aun conservo esos muñecajos a los k se les daba vuelta la cabeza, la peli a mi nunca m gusto, no era nada fiel a la serie. Yo tb veia a unos k eran un poko copia los "V-R-Troopers" pero tb m emocionaban.

De animacion, Batman, Spiderman, Drangon Ball Z me encantaban tb. La de Ratma jamas la vi, (viendo el argumento, entiendo muxas cosas... jajaja, pero veia una muy wena k se llamaba "la familia crece".

K no menciones a "Oliver y Benji" no tiene perdon!! y yo era muxo de heidi, marco y pipi!!!, esta ultima una serie basica para desarrollar un pokito de imaginacion!!!

SALUDOS DE TU COMPI DE SALA WIKI!!

GARBO dijo...

joooo, y sailor moon, d esa si que era friki yo


un beso