9/3/15

Amor de y para malas personas

You're the worst

Creador: Stephen Falk
Int.: Chris Geere, Aya Cash, Desmin Borges, Kether Donohue, Janet Varney, Shane Francis Smith, Todd Robert Anderson, Allan McLeod
Emisión: 2014 – ¿?, FX
1 temporada

No sé ustedes pero yo estoy cansado de ver en el cine y en la televisión cómo Míster y Miss Perfección, cuyos escasos defectos son considerados adorables, terminan enamorándose al superar una serie de “insalvables” obstáculos. Creo que en pleno siglo XXI ya sabemos que ni las personas ni las relaciones así no existen y quizás por ello el género de la comedia romántica está tan de capa caída últimamente. Puesto que los últimos estrenos comerciales han fracasado, ha sido el sector indie el que en cierta manera ha rescatado el género para sacarlo de su encorsetamiento y moldearlo a los tiempos que corren, aunque siempre se cuela alguna que otra película que nos vende la misma historia de siempre con un filtro de realismo que no se cree nadie.

YOU'RE THE WORST - Pictured: (L-R) Chris Geere as Jimmy, Aya Cash as Gretchen. CR. Byron Cohen/FX

You’re the Worst es el homólogo televisivo a esa nueva corriente de la comedia romántica. Producida por FX, filial de FOX que ha empezado a hacerle algo más que sombra a la HBO (es la responsable de Fargo, American Horror Story, The Americans y muchas más) y creada por Stephen Falk, productor y guionista de varios episodios de Weeds, cuenta la historia de cómo Jimmy, un escritor sin éxito, conoce a Gretchen mientras intenta arruinar la boda de su ex-novia. Pasan la noche juntos y se lo pasan tan bien y el sexo es tan guarro y divertido que deciden seguir viéndose a pesar de que saben que no durará. ¿Por qué? Porque son muy malas personas: mezquinos, despreciables, egoístas, antipáticos, crueles… Están hechos el uno para el otro si es que no se autodestruyen antes, como les pasaba a Scarlett y Rhett en Lo que el viento se llevó. En los diez episodios en los que se compone su primera temporada vemos su relación avanzar y cómo intentan eludir los lugares comunes de las relaciones tradicionales, tales como los celos, el cariño, las dudas y hasta puede que el amor.

You're the worst3

La química entre el británico Chris Geere y la norteamericana Aya Cash, Jimmy y Gretchen en la ficción, es brutal y es gracias a lo odiosos que son que resultan tremendamente carismáticos. Además, tienen características poco comunes en el prototipo del héroe y la heroína románticos, como que él sea un fetichista de pies femeninos o que ella tenga su apartamento como un estercolero. No podía faltar un ‘sidekick’ para cada uno de ellos, ese amigo fiel con el que los protagonistas puedan compartir sus confidencias y que aporten tramas secundarias a la historia. En el caso de él, esa función recae en Edgar (Demin Borges) un ex combatiente de la guerra de Irak con Síndrome de Estrés Postraumático que intenta readaptarse a la sociedad, y en el de ella es Lindsay (Kether Donohue), una recién casada con un tipo anodino que intenta convencerse a sí misma de que la vida marital es mejor que el desenfreno y la locura sexual que la dominaban antes de pasar por el altar, alzándose como la gran robaescenas de la serie.

You're the worst2

You’re the Worst consigue que el tránsito por los caminos tradiciones de la comedia romántica sea refrescante gracias a su enfoque genuinamente sarcástico y elocuente, a veces hasta demasiado (¿Por qué no se me ocurrirán a mí esas réplicas tan tajantes e ingeniosas? ¿Por qué?). La clave para que una rom-com funcione es que deseemos de verdad que la pareja protagonista termine junta y aquí se consigue con creces, porque la personalidad negativa de ambos es exagerada, sí, pero eso los hace más humanos que a los que solemos aguantar en esta clase de historias. La serie ha sido renovada para una segunda temporada, a pesar de que no gozara de muy buenas audiencias, lo cual demuestra que a la cadena le ha gustado y que confía en ella. Siempre y cuando la historia de Jimmy y Gretchen tenga un cierre en condiciones casi que prefiero que no dure demasiado, que ya sabemos lo que ocurre cuando el chicle se estira demasiado…

1 comentario:

Ph dijo...

No había oído hablar de la serie pero según como la has pintado parece que está muy bien. Un beso!