27/2/10

Tremendismo precioso

Poster Precious 
Dir.: Lee Daniels
Int.: Gabourey Sidibe, Mo’Nique, Paula Patton, Mariah Carey, Lenny Kravitz
¿De qué va?: Clareece ‘Precious’ Jones es una joven de 16 años analfabeta, obesa y embarazada de su segundo hijo que vive en Harlem con su déspota madre. Tras ser expulsada del instituto, decide apuntarse a una escuela alternativa para intentar reconducir su vida.

Opinión: En una escena de Precious, la madre de la protagonista finge que su hogar es muy diferente a la realidad cuando la visita la trabajadora social. No dejo de pensar que el director de la cinta, Lee Daniels, ha hecho lo mismo pero buscando el efecto contrario: exagerar la mala fortuna de la pobre Precious con tal de vendernos la moto. Y vaya que lo ha conseguido, sus seis nominaciones a los Oscar dan buena fe de ello.

Precious3 
No dudo de que en el mundo hayan chicas que tengan algunos de los problemas que tiene Precious, quien los atesora todos y más por el simple propósito de que el público se quede impactado y sienta lástima. Poco importa la consabida imagen negativa que desprende el gueto afroamericano si queda un reducto de esperanza en una escuela alternativa dirigida por una profesora que nos hace recordar a la Michelle Pfeiffer de Mentes peligrosas. Y si aún no es suficiente para evadirse de la cruda realidad, siempre se puede escapar al reducto de nuestra imaginación para soñar con una vida de flashes, fans y novio guapísimo que jamás tendremos. Desde luego, la sutileza no es una de las virtudes de Precious.

Precious 
La película encuentra su poderío en las interpretaciones de Gabourey Sidibe y Mo’Nique. La primera cumple perfectamente como la desgraciada que da título al filme, pero es la segunda quien roba la película encarnando al mal en estado puro. La escena en la que intenta justificarse frente a una estupefacta Mariah Carey le valdrá el Oscar de la semana que viene, aunque personalmente creo que algunas de sus contrincantes se lo merecen más.

Precious2 
Precious es la Slumdog Millionaire de este año, una película que sabe meterse a la gente en el bolsillo combinando crudeza con realismo mágico. Lástima que el conjunto suene tan forzado y efectista, digno de uno de esos programas de telerealidad como el que presenta la todopoderosa Oprah Winfrey, quien ejerce aquí como productora y que se permite el lujo de ser referenciada en un momento de la película. Entiendo las razones por las que Daniels ha realizado el filme de esta forma, y sin duda trasmite un claro mensaje sobre la importancia de la educación, pero desde luego no me convence y me parece que la acogida que ha recibido va acorde con la esencia de la propia película: exagerada.

5’5/10

2 comentarios:

Pabela dijo...

Uff te aplaudo!, nunca más de acuerdo. Si es un terrible novelón insufrible. Y Mo'Nique no digo que sea mala actriz pero también me parece sobreactuada y sumamente estereotipada, o sea, bien oscarizable asique seguramente se llevará la estatuilla.

Mariana N. dijo...

Si parece que se fueron por lo más fácil: la sensiblería sin sentido... vaya! si hasta hay un grupo en Facebook que se llama "sufro como Precious"!!