17/2/10

El hombre que reparaba en los detalles

Poster Un hombre soltero 

Dir.:
Tom Ford
Int.: Colin Firth, Julianne Moore, Matthew Goode, Nicholas Hoult, Jon Cortajarena, Ginnifer Goodwin
¿De qué va?: George Falconer es un profesor universitario que vive apesadumbrado desde que falleció su compañero sentimental en un accidente de tráfico. En un día como otro cualquiera, piensa en que su vida ha dejado de tener sentido y que por tanto tal vez lo mejor sea acabar con ella.

Opinión: ¿Quién dijo que los que se dedican a la moda son una panda de frívolos superficiales cuya mayor preocupación reside en que los colores combinen? Tom Ford, uno de los diseñadores más importantes del planeta, ha realizado una ópera prima profunda, detallista y cuidada hasta el más mínimo detalle que aunque tiene algunos errores de novato deja en pañales a algunos de los trabajos de los que se consideran cineastas de pura cepa, y con un estilo impecable faltaría más.

Un hombre soltero2 
Ford explora el mundo interior de George Falconer, un espléndido Colin Firth, siguiendo sus pasos a través de lo que en apariencia es un día más, aunque en realidad sea el día en el que se decidirá su destino. En este punto, me recordó a La Señora Dalloway de Virginia Wolf y por tanto a Las horas. Su origen literario es evidente, no en vano, está basada en una de las novelas que marcaron el comienzo del movimiento de liberación homosexual, aunque la película tampoco se centra en ese aspecto; los prejuicios de la época quedan perfectamente plasmados en unos pocos retazos (la tirante relación con la familia política, la actitud de los vecinos) y aunque el filme está ambientado en los años 60 tales tabúes siguen siendo reconocibles hoy en día.

Un hombre soltero4  
Sin contar con el protagonista, los personajes son un tanto arquetípicos, pero salen a flote gracias a las interpretaciones del reparto. Matthew Goode como el difunto novio está perfecto haciendo de novio perfecto, valga la redundancia, pero son Julianne Moore y Nicholas Hoult quienes hacen un trabajo impecable secundando a Firth. Como es habitual, la pelirroja hace un trabajo portentoso, en este caso interpretando a la alocada y a su vez triste amiga y confidente del protagonista, pero nos deja apenados por su escasa presencia; si hubiese disfrutado de más minutos de pantalla de seguro que hubiera tenido más suerte en la temporada de premios. Por otra parte, la mirada entre inocente y pícara del joven Hoult nos evoca a una versión masculina de Lolita, un estudiante de Falconer que podría conseguir que recuperase las ganas de vivir.

Un hombre soltero3
La dirección de Ford no se limita a enfocar a los actores y dejarles hacer su trabajo; apoyado por la fotografía del español Eduard Grau y la banda sonora de Abel Korzeniowski, impregna a la película de un áurea poética sustentada en la recreación de planos detalle y primeros planos. De igual manera juega con el color, alternando tonos sepia con colores saturados para reflejar el estado anímico del protagonista.

Un hombre soltero5 
A veces parece que Ford se pierde demasiado en la estética de su obra, pero el guión está muy bien hilvanado con diálogos intensos y con fondo y combinando el presente con pequeños flashbacks del pasado. Tan sólo el desenlace, demasiado abrupto, chirría con lo que habíamos visto hasta ese momento. Un hombre soltero supone el descubrimiento de un director novel al que habrá que seguirle la pista de cerca, pero también nos brinda una de las mejores interpretaciones del año, un Colin Firth mejor que nunca que con elegancia y sobriedad nos transmite la profunda tristeza de alguien que tiene el convencimiento de que nunca volverá a ser feliz.

8/10