10/5/16

O.C: Nosferatu (1922)

Poster Nosferatu¿De qué va?: Hutter y su mujer Ellen son un matrimonio que vive en la ciudad de Wisborg en el año 1838. Un día, un agente inmobiliario manda a Hutter a Transilvania a cerrar un negocio con el conde Orlok sobre una propiedad que linda con la casa de la pareja. Una vez en su castillo, el joven amanece con dos pequeñas marcas en el cuello, y aunque en un principio las atribuye a los mosquitos, pronto descubre que su anfitrión es en realidad un vampiro

Reputación: Obra clave del expresionismo alemán, surgida a raíz del deseo de F.W. Murnau de realizar una adaptación cinematográfica de la novela Drácula de Bram Stoker, pero su estudio no logró hacerse con los derechos del relato. Sin embargo, el director decidió seguir adelante alterando un poco la historia y cambiando los nombres de los personajes, lo cual provocó que la viuda de Stoker le demandase por infringir los derechos de autor y ganase el juicio en consecuencia. El tribunal ordenó que se quemaran todas las cintas de la película, pero esta se pudo salvar gracias a que ya se habían distribuido una serie de copias por todo el mundo, permaneciendo escondidas por particulares hasta la muerte de la viuda de Stoker. Dado que se realizaron montajes diferentes para cada país, existen varias versiones del film, si bien recientemente se han editado versiones restauradas con casi todo el metraje original.

Nosferatu

En 1979, Werner Herzog dirigió un remake titulado Nosferatu, el vampiro de la noche, un homenaje a la que el director considera la mayor película alemana jamás hecha, y que se saldó con un gran éxito de taquilla y público. Más tarde, en el año 2000, se estrenó La sombra del vampiro, descripción ficticia del rodaje que se vale de una leyenda urbana que afirma que Max Schrek, Nosferatu en la película, era un vampiro en la vida real. Recientemente se ha anunciado que Robert Eggers, director de la aclamada La bruja, dirigirá y escribirá una nueva versión de la obra de Murnau.

Nosferatu2

Comentario: Nosferatu es, simple y llanamente, pura poesía gótica. Carecerá de interés para todos aquellos que sólo consideren las películas como una mera distracción, pero su visionado debe ser obligatorio, tarde o temprano, para todo aquel que se considere un auténtico cinéfilo, aunque no le tenga que entusiasmar necesariamente. Yo tuve la suerte de poder ver una de las mejores versiones restauradas que pululan por ahí en una sala de cine, y aunque fue una gran e irrepetible experiencia, admito que bostecé en varias ocasiones, en buena parte fruto del cansancio acumulado, y a que requiere cierto esfuerzo para verla del tirón. Da lo mismo, es una obra cuya repercusión en el cine alemán, europeo e internacional resulta incontestable, siendo, con bastante probabilidad, el plagio más valioso de la historia del cine. Todo el mundo recuerda, no sin razón, las apariciones espectrales de Nosferatu como la imagen más icónica, pero, tal vez por conocerla de antes, me quedo con el escalofriante plano del desfile de ataúdes por las calles del pueblo donde se ambienta la película.

Próximo visionado: Sospecha (1941)