31/8/15

Estrellada al estrellato

The Comeback

Creador: Michael Patrick King, Lisa Kudrow
Int.: Lisa Kudrow, Robert Michael Morris, Laura Silverman, Lance Barber, Damian Young, Malin Akerman, Kellan Lutz, Robert Bagnell
Emisión: 2005; 2014, HBO
2 temporadas

En el año 2005, HBO emitió The Comeback, una serie creada por Michael Patrick King (Sexo en Nueva York) y Lisa Kudrow, en la que esta última encarnaba a una actriz en horas bajas llamada Valerie Cherish, famosa por una longeva sitcom de los 80, que acepta grabar un reality sobre su vida que recoja su gran regreso a la televisión en una nueva serie. El programa no causó gran revuelo más allá de la noticia de que Kudrow encarnase a una versión paródica de sí misma y fue cancelado, pese a la costumbre de HBO de conceder al menos una segunda oportunidad. Pronto la serie se convirtió en objeto de culto, hasta el punto de que nueve años después, la cadena decidió resucitarla para una segunda temporada. The Comeback’s comeback. El rizo rizado.

The Comeback3

Pero como dijo Jack el destripador, vayamos por partes. The Comeback surgió en un período en el que el formato del reality aún no se había convertido en lo que es hoy en día, en el que desde las mujeres ricas de, no sé, Philadelphia, hasta el clan Kardashian cuenta con un espacio en el que enseñar al mundo una versión manufacturada de su día a día. La gracia de The Comeback (bueno, una de tantas) es que vemos el material en bruto, sin pasar por la sala de montaje, de tal forma que presenciamos en primera persona lo que se esconde detrás del truco de magia: las tomas falsas, las repeticiones, el absurdo de los rodajes de las sitcom o los momentos embarazosos que Valerie no quiere que salgan de la sala de montaje, que no son precisamente pocos; ella, tan incrédula, confía en que está rodando un vehículo para su lucimiento, cuando todos sabemos que los realities están hechos para reírse de sus protagonistas.

Valerie intenta reafirmar su estatus de estrella televisiva y mantener la dignidad mientras las circunstancias la llevan por el camino contrario, y así, sin querer, termina enfrentándose a las convenciones de Hollywood acerca de las mujeres de más de cuarenta años, de la presión de los productores por incitar la polémica en su programa o a los menosprecios de uno de los guionistas de su nueva serie, todo ello sin perder los nervios, manteniendo la sonrisa en todo momento y haciendo malabares para que su marido no pierda la paciencia por la invasión de privacidad a la que se está sometiendo. El humor de The Comeback surge de la incomodidad y de la vergüenza ajena provocado por el entrañable patetismo de su heroína, encarnada por una Lisa Kudwow más icónica incluso que cuando saltó a la fama dando vida a la excéntrica Phoebe Buffay en Friends; con un par de episodios es suficiente para borrar de la mente a la autora de Smelly Cat y centrar la atención en esa actriz sureña pelirroja con muy poca idea de interpretación pero con un espíritu de supervivencia inquebrantable, como Kimmy Schmidt.

The Comeback1

Siempre que se resucitan series concluidas hace años o se sacan secuelas tardías de películas surge la misma pregunta: ¿Era necesario? La respuesta con The Comeback es un sí rotundo y absoluto. La segunda temporada se nutre de todos los cambios que se han producido en estos nueve años en la sociedad y la industria cultural más allá del ensanchamiento de la imagen, y mantiene su esencia recuperando a prácticamente todo el reparto, incluyendo cómo no, al inseparable peluquero, fan absoluto y escudero leal de Valerie, Mickey (Robert Michael Harris), un personaje impagable. Y para rematar, la trama da un giro tremendo que eleva al cuadrado la carga metatelevisiva de la propuesta, ofreciendo algo reconocible para los fans de la serie a la par de novedoso. ¿Lo malo? Que sólo dura ocho episodios. Al ser más concisa agradará a quienes se quejaron de que la primera temporada era repetitiva, pero nos dejará al resto con ganas de más.

The Comeback4

El regreso de The Comeback se ha saldado con una merecidísima nominación al Emmy a mejor actriz de comedia para Lisa Kudrow y unos datos de audiencia muy pobres que corroboran su condición de culto. Con todo, HBO ha dado luz verde a una tercera temporada, pero hay que esperar a que Michael Patrick King y Kudrow se sientan inspirados para ponerse manos a la obra. Yo, que he visto las dos temporadas del tirón, voy a echar de menos a Valerie, pero si vuelven dentro de cinco o diez años con una temporada tan genial como la última, la espera habrá merecido la pena. De todas formas, el último episodio tiene un cierre perfecto que bien podría ejercer de final de serie. Larga vida a Valerie Cherish.