28/1/13

Joven, salvaje y libre

Poster Bestias del sur salvaje

Dir.: Benh Zeitlin
Int.: Quvenzhané Wallis, Dwight Henry, Levy Easterly, Lowell Landes, Pamela Harper, Gina Montana, Nicholas Clark, Jovan Hathaway
¿De qué va? Cuando una gran tormenta eleva las aguas alrededor de una comunidad construida en una zona pantanosa, la pequeña Hushpuppy descubre que el orden natural de las cosas que tanto ama está a punto de derrumbarse. En un intento desesperado por reparar la estructura del mundo y así salvar a su padre y su hogar, la niña deberá aprender a sobrevivir a una catástrofe de proporciones épicas.

Reseña: La cuota de cine independiente anual de las películas nominadas al Oscar ha sido cubierta en la presente edición por Bestias del sur salvaje, filme que empezó a hacer mucho ruido cuando se presentó en el festival de Sundance del año pasado. Tiene todos los ingredientes que debe reunir la película alternativa y de moda de rigor: director debutante, un intérprete revelación, un presupuesto ínfimo, correcto empaque visual, grabada cámara en mano y la lente puesta en lugares humildes y desconocidos para el gran público que se maravillan/espantan por la forma en la que viven las sociedades más marginales.

Bestias del sur salvaje

Lo curioso es que la película de Benh Zeitlin no hace una crítica sobre la forma en la que están excluidas ciertas civilizaciones subdesarrolladas, sino que hace una reivindicación de la vida humilde, aprovechando lo que la Madre Naturaleza nos da, resistiendo ante los fenómenos meteorológicos y, en definitiva, teniendo la libertad de decidir cómo uno quiere vivir.  Para ello se vale de la mirada limpia e inocente de una cría, la estupendamente natural Quvenzhané Wallis, que afronta los obstáculos que se le presentan con determinación y mucha imaginación. Su historia adquiere un toque de realismo mágico producto de combinar drama social con cuento de hadas, siendo ella la princesa de un reino en peligro.

Bestias del sur salvaje2

Su padre, el rey, la quiere con locura aunque no siempre sea capaz de demostrárselo ni actúe como un progenitor debería. El actor que lo encarna, Dwight Henry, también hace una labor muy loable. El trabajo de fotografía es bueno pero destaca sobremanera la vitalista y fantástica banda sonora compuesta por Dan Romer y el propio Zeitlin. El filme tiene una ajustada duración de 90 minutos, lo cual es de agradecer en una temporada en la que abundan las películas de más de dos horas, y aunque tiene puntuales bajadas de ritmo mantiene el interés de forma constante.

Bestias del sur salvaje3

Para mi gusto, el filme falla cuando se quiere poner trascendental y filosófico, con una narración en off a cargo de la protagonista demasiado metafísica para asociarla con los pensamientos de una cría de 6 años. Se la ha intentado comparar con Donde viven los monstruos, pero lo que diferencia a una película de la otra es que la cinta de Spike Jonze nunca se olvidó de la condición infantil del personaje central (lo cual fue objeto de la gran mayoría de críticas negativas que tuvo), además de que el componente fantástico estaba mejor insertado que aquí. A pesar de sus excesos poéticos, Bestias del sur salvaje es una fábula muy estimable por su poderío visual, su genuina historia y su discurso a favor del estilo de vida pueblerino que tantos palos y burlas ha recibido desde que empezó la revolución industrial.

7/10