16/3/12

O.C: Carta de una desconocida (1948)

Poster Carta de una desconocida¿De qué va?: En la Viena de principios del siglo XX vive Stefan Brand, un famoso pianista, que una noche recibe una carta de Lisa, una mujer con la que mantuvo en el pasado una relación amorosa de la que ya no se acuerda. Aunque Lisa sea para él una desconocida que ha pasado por su vida sin dejar huella, ella sigue enamorada de aquel joven músico que conoció cuando era una adolescente.

Reputación: Carta de una desconocida es la adaptación cinematográfica de la novela de Stefan Zweig publicada en 1922. Howard Koch, uno de los guionistas de Casablanca, fue el encargado de adaptar el libreto, en el que se modificó, entre otras cosas, la profesión del protagonista (músico en vez de escritor), mientras que de la dirección se ocupó Max Ophüls, cuyos trabajos tanto en Estados Unidos como en Europa fueron muy bien valorados, como La ronda, El placer o Lola Montes. Joan Fontaine, musa de Alfred Hitchcock en Rebeca y Sospecha (por esta última ganó el Oscar a mejor actriz) encarna a la protagonista femenina de la historia desde su etapa adolescente hasta la edad adulta. Carta de una desconocida ha sido versionada en varias ocasiones, incluso para la ópera en 1975. En 2001 Jacques Deray la adaptó para la televisión francesa y en 2004 se estrenó una versión china dirigida por Xu Jinglei titulada en España como Carta de una mujer desconocida. Hace unas semanas se anunció que a finales de verano comenzará a rodarse una nueva versión bajo la dirección de Christian Carion (El caso Farewell) y con Mélanie Laurent (Beginners) como protagonista.

Carta de una desconocida

Comentario: Hay películas con tanto encanto que por mucho que te intentes resistir acabas dejándote llevar por su mágica historia, involucrándote en la historia como pocas veces te ocurre. Así me he sentido yo con Carta de una desconocida, un magnífico drama romántico con una extraordinaria Joan Fontaine que borda cada etapa de la evolución, tanto física como psicológica, de su personaje. Nos la creemos como una adolescente prendada de su vecino de la misma manera que cuando es una mujer madura incapaz de superar el amor de su vida, empapándonos de toda su angustia y encandilándonos durante sus breves momentos de esperanza y felicidad. Me consta que el libro en el que se basa es más crudo y menos moralista, pero aún así la película está tan maravillosamente escrita, dirigida e interpretada que se convierte en la más bella historia de amor no correspondido de la historia del cine.

Próximo visionado: El sueño eterno (1946)

1 comentario:

daniel dijo...

Poco conocia de esta película pero dado el interes que ha despertado en ti me la apunto, se ve interesante. Y tampoco conocia el proyecto que Laurent asumirá, ya lo espero con ganas.

Un saludo.