9/3/12

Crisis de escepticismo

Poster Luces rojas

Dir.: Rodrigo Cortés
Int.: Cillian Murphy, Sigourney Weaver, Robert De Niro, Elizabeth Olsen, Joely Richardson, Toby Jones, Leonardo Sbaraglia
¿De qué va?: Dos investigadores de fraudes paranormales, la doctora Matheson y su joven ayudante Tom Buckley, encuentran el mayor desafío de sus carreras en el regreso del legendario psíquico Simon Silver tras 30 años de enigmática ausencia. Tom comenzará a obsesionarse con Silver, cuyo magnetismo se refuerza de forma peligrosa con cada nueva manifestación de fenómenos inexplicables.

Reseña: Mantener a Ryan Reynolds atrapado en un ataúd a dos metros bajo tierra durante una angustiosa hora y media le reportó a Rodrigo Cortés el crédito de ser uno de los realizadores españoles con mayor proyección internacional, algo que se le había negado por su ópera prima, Concursante, que pasó muy desapercibida por la cartelera. En consecuencia, ha sido inevitable que su tercer trabajo, Luces rojas, partiendo de una historia propia y con un reparto de relumbrón, haya estado rodeado de una enorme expectación. Desgraciadamente, el filme acarrea el mismo problema que todas las producciones que vienen precedidas de un gran ‘hype’, y es que la decepción es grande aunque el resultado no sea un desastre en absoluto.

Luces rojas2

Pero mejor vamos por partes. Rodrigo Cortés se consagra en Luces rojas como un director muy hábil para manejar los tiempos fílmicos, crear atmósfera, ser sugerente, pero sobre todo para amoldar todos los elementos narrativos y visuales de tal forma que no podamos apartar los ojos de la pantalla. La película comienza y todo encaja como el mecanismo de un reloj, la banda sonora acompaña, la fotografía rememora esa Barcelona gris de El maquinista (si no sabemos de antemano que se trata de la ciudad condal ni nos enteramos) y los actores cumplen con creces. El duelo entre espiritualidad y ciencia promete (atentos al monólogo de una impresionante Sigourney Weaver) y el suspense cobra forma. Presentimos estar ante el thriller del año…

Luces rojas3

… Sin embargo, pasado un sorprendente giro de guión a mitad de película el entramando empieza a resentirse. Quizás porque los personajes han perdido peso a favor del efectismo de siniestros sucesos paranormales, o quizás porque ya no sabemos muy bien qué es lo que nos quiere contar Cortés, si se trata de una historia de la obsesión, de la debilidad de la mente, de la necesidad de creer en algo o de todo y nada al mismo tiempo. Lo podemos pasar por alto porque la película nos mantiene atrapados pero… llega el desenlace, muy a lo Shyamalan, y no sabemos si pensar que es muy inteligente o que nos han tomado por tontos, con la típica secuencia que nos recopila todas las pistas que nos han ido dejando para que veamos que las señales han estado ahí pero que hemos sido “incapaces” de verlas (sólo recuerdo una ocasión en la que este recurso haya funcionado y fue en Identidad). Además, hay muchas incógnitas y cabos sueltos que difícilmente aguantarían un segundo visionado.

Luces rojas

En cuanto al reparto, Sigourney Weaver realiza una sólida interpretación, mientras que Cillian Murphy empieza muy bien y termina un poco peor. Robert De Niro está bastante mejor que en sus trabajos más recientes pero tampoco despierta esa inquietud que transmitía en películas como El cabo del miedo. Elizabeth Olsen interpreta un papel al que se le intenta sacar en vano algo más que la función de chica florero, pero al menos le da un empaque al personaje que no podría haberle dado una actriz del montón. Más o menos podemos decir lo mismo de Joely Richardson, un tanto desaprovechada. En definitiva, Rodrigo Cortés vuelve a demostrar que es un director sugestivo, con aptitudes, pero le ha faltado pulir el guión para rematar la faena. Con Luces rojas no nos convertirá en sus devotos creyentes, ni en todo lo contrario.

6’5/10