7/1/09

Había una vez que se era...


... una niña llamada Penélope que arrastraba una centenaria maldición familiar: su nariz era como el hocico de un cerdo. La única forma de romper la maldición era casarse con alguien de su condición, por lo que su madre, que desde que nació la mantuvo retenida en casa, le llevaba cada día nobles pretendientes que salían espantados de allí. Hasta que un día, Penélope decide cambiar las cosas...

Esta es la premisa de Penélope, una fábulta de corte contemporáneo que además de estrenarse en EE.UU. dos años después de que se completara, sufrió varios retrasos en su fecha de estreno en los cines españoles, hasta que al final pasó directamente a alquiler. Cuando ocurre esto la mayoría de veces la cinta en cuestión suele ser un tanto decepcionante, pero tal regla tiene su excepción con esta película, una agradable sorpresa.


Penélope es un cuento de hadas que mezcla el tradicionalismo de los clásicos con las narraciones contemporáneas, algo que nos es familiar por películas como Shrek o Encantada, pero que aquí se hace con bastante moderación. Aunque parezca típica y previsible, contiene algunos giros muy interesantes que consiguen mantener el interés en todo momento.


Christina Ricci interpreta estupendamente a la chica maldita de esta historia, que se fija en el antigalán interpretado por James McAvoy. Catherine O'Hara representa a esas madres sobreprotectoras tan típicas, y lo hace despertando una inusual simpatía, viendo el rol que desempeña. También hay que destacar a Reese Witherspoon, que además de ejercer de productora de la cinta tiene un pequeño rol secundario al que se le podría haber sacado más jugo.


Penélope no es una gran película, pero en sus buenas intenciones y modestia radica su atractivo. Tiene una ambientación que recuerda a las películas de Tim Burton y a las de Jean-Pierre Jeunet, pero como en ningún momento su director, Mark Palansky, carga las tintas en la puesta en escena no destaca demasiado. Por último, un mensaje de autoestima y superación personal acaba por redondear esta agradable película ideal para las fiestas que... se acaban de terminar... Ups.

****

1 comentario:

isa dijo...

La vi hace unos meses (cuando rebuscaba pelis protagonizadas por la Ricci) y me encantó... Sobretodo me enamoré de la habitación de penelope.